Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 11 de julio de 2016

Especial - Los shows imperdibles que trae el segundo semestre 2016

Una guía con los eventos musicales que darán que hablar en lo que queda del año.

Es lindo ser fanático de la música en Chile. Si hace tan solo una década todavía seguíamos siendo una rareza en el circuito de giras de las bandas más grandes del planeta, hoy Santiago es una parada obligada para artistas masivos como para agrupaciones de culto, que encuentran en nuestra capital a un público ferviente y cautivo. Lo malo de todo esto es que la cartelera de conciertos se ha vuelto progresivamente agobiante, lo que obliga a elegir entre múltiples opciones para que la billetera no quede absolutamente vacía.

Tan solo en este segundo semestre se viene una avalancha de recitales que se perfilan como eventos casi obligados. Para ayudarte a organizar tu calendario (y tu cuenta bancaria), aquí te ofrecemos 14 shows que nos parecen imperdibles en lo que queda del 2016.

Megadeth (2 de agosto, Teatro Caupolicán)

¿Por qué es imperdible? Como otros grandes del rock pesado y el heavy metal, los conciertos de Megadeth en Chile se sienten como algo especial. Similar a Faith No More o Iron Maiden, Dave Mustaine y compañía juegan de local en Santiago, lo que generalmente se traduce en que tanto la banda como el público den todo de sí. Las leyendas del metal vienen en esta ocasión promocionando Dystopia, un notable regreso a forma tras la decepción monumental que fue Super Collider (2013), y es fácil predecir que el Caupolicán se convertirá en una verdadera caldera cuando Megadeth se suba al escenario.

Swans (3 de agosto, Teatro Nescafé de las Artes)

¿Por qué es imperdible? No solo son una institución del rock experimental en Estados Unidos, Swans es una de las pocas bandas que puede jactarse de editar sus mejores trabajos tras llevar más de 30 años de carrera (su nuevo álbum, The Glowing Man, entró a nuestra lista de los álbumes esenciales en lo que va del 2016). Al igual que sus discos, los shows de Michael Gira y compañía son densos, distorsionados y de largo aliento (pueden llegar a tocar solo 5 canciones en 2 horas), pero la experiencia es legendaria. De esos pequeños conciertos de culto de los que se hablará por años.

Television (11 de agosto, Teatro Oriente)

¿Por qué es imperdible? Verdaderas leyendas del rock neoyorkino, Television es un pedazo de historia hecho banda. Nacidos de la misma escena que albergó a los Ramones, Talking Heads, Blondie y Patti Smith, la banda de Tom Verlaine significó una verdadera revolución para la época con un sonido que combinaba el punk de a fines de los 70 con estructuras musicales más ambiciosas. Marquee Moon, su debut de 1977, es uno de los mejores discos de todos los tiempos (así es) y su juego de guitarras doble sigue siendo imitado hasta el cansancio. Simplemente un lujo tenerlos otra vez en Chile.

Public Image Ltd (14 de agosto, Discotheque Blondie)

¿Por qué es imperdible? Nacidos de las cenizas de los Sex Pistols, Public Image sirvió originalmente como un vehículo para que John Lydon se sacara el personaje de Johnny Rotten de encima y demostrara que sus ambiciones iban mucho más allá de ser un ícono punk. A  casi 4 décadas de su debut, PiL llega a Chile por primera vez para presentar What the World Needs Now... (2015) y celebrar 23 años de la Blondie. Una oportunidad para ver a Lydon nuevamente por estos lados, tras la legendaria visita de los Sex Pistols el 96, y encontrarse con uno de los proyectos musicales más excéntricos y fascinantes de todos los tiempos.

Richie Ramone (19 de agosto, Rock y Guitarras)

¿Por qué es imperdible? Tommy era el original y Marky  el hombre más identificado con la batería de los Ramones, pero Richie es la figura más subvalorada que haya pasado por el cuarteto punk. Integrándose en 1983 como reemplazo de Marky, el baterista dejó una marca muchas veces olvidada en la legendaria banda, escribiendo numerosas canciones y aportando voces secundarias aparte de sus labores diarias como percusionista. En su primera vez en Santiago, Richie vendrá a presentar varios clásicos del conjunto neoyorkino, mezclando himnos de todas las épocas con las canciones en donde él tuvo impronta. Una oportunidad de revivir recuerdos de una de las bandas más grandes de todos los tiempos.

RockOut Fest 2016 (3 de septiembre, Estadio Santa Laura)

¿Por qué es imperdible? La primera edición del RockOut, a finales del 2014, fue una entrada solidísima en la carta de festivales musicales chilenos de talla internacional, lo que hizo decepcionante el hecho de que no contara con una segunda edición durante el 2015. Sin embargo, lo bueno se demora en llegar, y RockOut regresa en septiembre con un cartel soñado para fanáticos del rock pesado, incluyendo la participación de Rammstein, The Offspring, Messhugah, Dead Kennedys y más, todos juntos en una aplanadora jornada en el Estadio Santa Laura. Estamos ansiosos por ver cómo resulta.

Scorpions + Whitesnake (13 de septiembre, Movistar Arena)

¿Por qué es imperdible? ¿Qué es mejor que una noche junto a una banda llena de clásicos de los 70 y 80? Bueno, dos, en especial cuando se está hablando de máquinas para hacer hits como lo son Scorpions y Whitesnake. Después de años amenazando con su retiro, los alemanes regresan a nuestro país en el marco de su gira de 50 años de aniversario (Scorpions se formó harto antes de lo que uno cree), mientras que el conjunto liderado por David Coverdale desplegará todos sus grandes éxitos como parte de una gira que, apropiadamente, se llama Greatest Hits 2016. Para revivir viejos y buenos tiempos.

Aerosmith (2 de octubre, Movistar Arena)

¿Por qué es imperdible? Si algo nos ha enseñado este 2016 en términos musicales, es que nada es para siempre. Parece que Steven Tyler ha estado tomando nota, porque la próxima visita de su banda a nuestro país está siendo anunciada como la última ¿Aerosmith se retira? ¿Solo deja de venir a Sudamérica? Todavía no está claro, pero si les tomamos la palabra, su concierto será el adiós definitivo para Chile de parte de estos héroes del rock. Una última oportunidad de cantar Crazy, Walk This Way y Sweet Emotion a todo pulmón, recordando por qué Aerosmith significó tanto para tantos. La gente parece haber tomado nota también: Las entradas están absolutamente agotadas.

Iggy Pop + The Libertines (10 de octubre, Movistar Arena)

¿Por qué es imperdible? Honestamente, ya nos habíamos rendido ¿Iggy Pop en Chile? Hasta finales del año pasado, era más probable que el recluso David Bowie decidiera inesperadamente volver a los escenarios que tener al Padrino del Punk aquí en Chile. Quizás precisamente inspirado por la muerte de su amigo, o por el éxito de su mejor disco en años, o porque es posible que esta sea su última gira, Iggy Pop viene finalmente a nuestro país, con un concierto que no nos podría tener más ansiosos. Como si fuera poco, el show será compartido con The Libertines, la banda que resucitó al rock británico a comienzos de los 2000 y que también debutará en Chile. En Sonar FM somos orgullosa radio oficial del primer concierto de la Iguana del Rock por estos lados, así que atentos a futuros anuncios.

Wilco (12 de octubre, Teatro Caupolicán)

¿Por qué es imperdible? Pese a contar con amplia popularidad en los Estados Unidos, Wilco siempre ha sido una banda de culto por esos lados. Quizás eso dilató tanto su llegada a Chile, pero este 2016 es también el año de las deudas saldadas, y el conjunto liderado por Jeff Tweedy se encontrará por fin con su público local. Autores de una de las discografías más aplaudidas de los últimos 20 años, incluyendo el clásico Yankee Hotel Foxtrot del 2002, Wilco es de esos extraños casos musicales en donde el hype es absolutamente justificado. Tenerlos acá será un lujo de aquellos.

Foals (12 de octubre, Teatro La Cúpula)

¿Por qué es imperdible? Foals debe haber tenido uno de los debuts más lamentables en la historia de conciertos de Chile, cuando fueron cruelmente abucheados por el público que esperaba a Red Hot Chili Peppers en el Estadio Monumental en el 2011. El grupo británico, cuya música mezcla el post-punk melódico de The Cure con ritmos bailables y arreglos matemáticos, tuvo su redención en Lollapalooza Chile 2013, pero todavía faltaba un concierto en solitario. Ese por fin tendrá lugar este año, luego de que tuviesen que suspender su visita pactada para el año pasado. Considerando que vienen promocionando el sólido What Went Down, vale la pena chequear qué se tienen entre manos. (PD: Hay que elegir entre Foals y Wilco, pero eso se los dejamos a ustedes).

Black Sabbath (19 de noviembre, Estadio Nacional)

¿Por qué es imperdible? Los que tuvieron la posibilidad de ver a Black Sabbath en acción durante esa histórica jornada del 2013 en el Estadio Monumental saben que Ozzy y compañía siguen dando cátedra. Los que no fueron, no pueden cometer el error nuevamente. Black Sabbath es uno de los grupos más importantes de todos los tiempos, y su actual gira es la con la que le están diciendo adiós a los escenarios. Será el fin para Osbourne, Geezer Butler y Tony Iommi, pero también una celebración al legado de un grupo de músicos que le dio puntapié a toda una forma de hacer música. La vida no otorga oportunidades más únicas que ver el último concierto de Black Sabbath en Chile.

Descendents (7 de diciembre, Teatro La Cúpula)

¿Por qué es imperdible? Tuvieron que pasar 40 años, pero los pioneros del pop punk visitarán finalmente Chile a finales de este 2016. Los Descendents fueron responsables de darle forma a la mayoría del punk californiano como lo conocemos hoy, influenciando a actos fundamentales como NOFX, Green Day y  Blink 182. Sería suficiente que el grupo llegara para celebrar clásicos como Milo Goes To College (1982), pero el conjunto viene con nuevo disco bajo el brazo, Hypercaffium Spazzinate (2016), que demuestra que su energía y capacidad de escribir himnos punk de culto sigue tan vigente como siempre.

Garbage (14 de diciembre, Teatro Coliseo)

¿Por qué es imperdible? Lo último en sumarse a una cartelera de recitales que amenaza con dejar en la quiebra a los fanáticos del rock de aquí a final de año.  Tras su memorable presentación en el Caupolicán hace 2 años, Garbage vuelve a Chile para presentar Strange Little Birds (2016), su más reciente placa de estudio, la cual ha sido aplaudida como un regreso a forma digno de esa era a mediados de los 90 en donde el conjunto liderado por la carismática Shirley Manson parecía imparable. Eso, sumado a su adictivo arsenal de éxitos, hace que el reencuentro con Garbage sea particularmente dulce. 

SEGUIR LEYENDO