Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 20 de julio de 2022

Emiliano Arias y polémica del body scan en cárceles: “Los derechos constitucionales no son absolutos en ninguna parte del mundo”

El fiscal regional analizó la situación del sistema carcelario en Chile.

Tras recibir una serie de críticas desde Gendarmería, el Ministerio de Salud dejó sin efecto el oficio que eliminaba los body scan de los centros penitenciarios y del Sename.

En Sonar Global, el fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias, comentó que “viendo el vaso medio lleno, fue bueno retirar la resolución. Body scan no solamente hay en las cárceles, también en los aeropuertos y en varios lugares donde es necesario hacer ciertos exámenes corporales”.

Arias aseguró que la herramienta “ha demostrado ser bastante segura. Lo único que se necesita tener es un operador certificado, porque los niveles de radiación no son perjudiciales para la salud”.

“El tema de fondo es la libertad de las personas o el derecho a que no se pueda registrar más allá de lo superficial. Pero, en general, los derechos o garantías constitucionales no son absolutos, en ninguna parte del mundo son absolutos y siempre existen ciertas restricciones y se pueden restringir los derechos cuando haya un fundamento y el fundamento, por ejemplo, en el tema de las cárceles es la seguridad tanto de los funcionarios penitenciarios como también asegurar que se introduzcan al interior de las cárceles elementos prohibidos”, agregó.

Sobre el vínculo que existe entre las cárceles y el crimen organizado, el fiscal señaló que “si queremos, como sociedad y como país, enfrentar la delincuencia y la criminalidad, organizada tenemos que preocuparnos de nuestras cárceles. La principal organización criminal que existe en Sudamérica es una que se inició en las cárceles de Sao Paulo, que es el Primer Comando de la Capital. El Tren de Aragua, otra organización criminal muy importante en el cono sur, también está operando actualmente desde la cárcel”.

“Tenemos la obligación de preocuparnos de nuestras cárceles para evitar la proliferación, porque no es un obstáculo para el florecimiento del crimen organizado”, aseveró Arias.

SEGUIR LEYENDO