Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 14 de diciembre de 2020

REVIEW | “Watch Dogs: Legion”: un juego que no parece de nueva generación

REVIEW | “Watch Dogs: Legion”: un juego que no parece de nueva generación

Todo en este videojuego parece meramente bien logrado, pero nada parece despegar.

Por Esteban Sánchez

Watch Dogs: Legion es la tercera entrega de la saga Watch Dogs y es uno de los tantos videojuegos que Ubisoft ha lanzado últimamente para PC, pero principalmente para las consolas de última generación como la Xbox Series X y la Playstation 5.

El juego innova dentro de la familia, porque propone jugar no con un protagonista, sino con un equipo de rebeldes y hackers llamadosDedSec”. Este grupo va creciendo cuanto tú quieras, porque -por increíble que suene- puedes reclutar a prácticamente toda la ciudad de Londres, representada en el juego por su trama: sociedades distópicas y futuristas.

De mundo abierto, el videojuego puede ser recorrido por sus calles y rincones buscando personajes y habilidades ideales para lo que necesites, según tu estilo de juego y sin importar la edad o el sexo de los ciudadanos.

Aunque en este punto hay que considerar dos cosas: pese a que, por definición, Watch Dogs: Legion puede ser avanzado con sigilo o disparando contra todos, me parece que las situaciones en las que te pone te obliga a ir más por la primera opción. Además, las misiones principales o secundarias (entre las que se cuentan las de reclutamiento) suelen ser repetitivas en su objetivo y la forma de conseguirlo. Esto cansa con las horas de juego.

La gráfica, a ratos, es buena, pero en otros momentos, no tanto. El detalle de Londres, sus lámparas o monumentos históricos sorprenden, así como también la lluvia, los reflejos y otras caraceristicas. El problema son los bugs o errores del juego que, en mi experiencia, me hicieron ver rivales corriendo sin sentido contra una puerta cerrada, autos aparecer frente a mí de la nada o incluso ver el cañón de un arma rival traspasar la puerta, disparando, pero sin hacerme daño. Con todo esto, no es de las mejores gráficas de lo que hasta acá es la nueva generación.

La historia cuenta que a “DedSec” se la ha inculpado injustamente de ataques terroristas que no cometió y, con eso, la popularidad de Albion- empresa privada de seguridad- se gana la confianza de la gente y la llave al control total de Londres a través de su líder y dueño Nigel Cass. La historia tiene otros ingredientes, como “Zero Day”, además de traiciones de lado y lado.

Lo más importante de todo esto es que la historia queda algo corta y liviana, además de no tan bien contada. Sin embargo, parece una oscura, irónica y a ratos realista crítica política, social y económica del mundo actual.

En su desarrollo, Watch Dogs: Legion parece ser algo blando y no logrando, nunca con un clímax o momento épico. Los “jefes” a los que te enfrentas, en muchos casos, la verdad es que no los enfrentas, lo que termina enfriando la experiencia del juego. Ante eso, más emocionante me parece el soundtrack que puedes escuchar por todos lados y que incluyen a Blur, Foals, Gorillaz, Muse, Bring Me the Horizon, Jamiroquai, The Chemical Brothers, The Prodigy, Buzzcocks y hasta clásicos como Bach, Mozart, Beethoven, sólo por mencionar algunos pocos.

En síntesis, Watch Dogs: Legion es un juego que hay que probar, pero que me atrevería a decir que si no lo haces no pierdes una gran experiencia. Y aunque lo que sí estarías dejando fuera, sería una buena experiencia en la jugabilidad en ciertos momentos, en líneas generales no logra sorprender ni despegar.

SEGUIR LEYENDO