Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 1 de agosto de 2019

VIDEO | La mejor muerte de Samuel L. Jackson en el cine ocurrió porque el guion era tan malo que no quería leerlo

Una historia oral reveló el épico trasfondo de la actuación de Jackson en 'Alerta En Lo Profundo'.

Los 90s nos dieron un sinfin de películas tan terribles que básicamente son obras maestras, pero ninguna es tan maestra como 'Alerta En Lo Profundo' (o 'Deep Blue Sea' en inglés), esa cinta magistral en donde científicos crean tiburones súper inteligentes que proceden a usar esa súper inteligencia para súper comerse a sus creadores en una súper base submarina. Todo súper.

'Alerta En Lo Profundo' es quizás recordada por sobre todas las cosas gracias a la épica muerte que sufre el personaje de Samuel L. Jackson en la cinta. Justo cuando está dando un discurso inspirador sobre supervivencia frente a adversidades extremas, y la música se vuelve cada vez más heroica, un tiburón sale de la nada y se come de un bocado al pobre Samuel. Es un momento de humor negro explícito que eleva toda la cinta gracias al reconocimiento de su propia estupidez. Es genial.

Ahora, gracias a genios que decidieron armar una 'historia oral' sobre la realización de la película, nos enteramos que esa secuencia fantástica fue gracias al terrible diálogo en el guion. Aparentemente, la escena fue una pesadilla a la hora de filmar porque Jackson no lograba decir las 7 páginas que duraba originalmente su discurso ya que odiaba cada palabra.

"Sam se acercó y le dijo a Renny (Harlin, director): '¿Leíste este diálogo? No quiero decirlo'", asegura Jeff Okun, supervisor de efectos especiales. Según recordó Okun, la escena tuvo que ser repetida varias veces porque Jackson tenía que decir sus 7 páginas de terrible diálogo y luego acercarse al punto en donde el tiburón aparecería para comérselo, algo que el actor falló en varias ocasiones. Finalmente, Okun le hizo una oferta:

"Terminamos de grabar y le dije: 'Sam, sabes, podemos matarte antes de que te acerques al punto al lado de la piscina, si te hace feliz'. Él me respondió 'no estoy nada feliz, así que mátame. Mientras antes me mates (en la escena), más feliz estaré".

El resultado fue que Okun y el equipo de montaje cortaron la escena de tal manera que Jackson es asesinado antes de terminar su discurso, resultando en algo mucho más épico de lo que habría sido si se hubiese respetado el guion. Según Okun, el actor estaba realmente contento con cómo quedó finalmente: "Sam me llamó y me dijo: 'Mejor. Muerte. De La Historia. Es mi muerte favorita'".

La nuestra también.

SEGUIR LEYENDO

Te puede interesar