Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 2 de diciembre de 2019

VIDEO | Fanáticos mexicanos provocaron disturbios por cancelación de Slipknot y quemaron equipo de Evanescence

Problemas de seguridad generaron caos en la realización del Knotfest en el DF.

Un desastre total fue la realización del Knotfest en Ciudad de México, dejando postales de caos que dieron la vuelta al mundo. Desde temprano los usuarios denunciaron problemas en la organización del festival de Slipknot, incluyendo largas filas de acceso y el hecho de que personas que no habían pagado entrada podían ver los shows perfectamente desde un puente vehicular cercano al recinto.

Sin embargo, lo que desató finalmente el mayor incidente fue el colapso de una barrera de contención en el escenario principal a eso de las 21 hrs, retrasando los shows de Evanescence y Slipknot por varias horas. Finalemente, ante un público iracundo y la incapacidad de reparar la barrera, la organización anunció que los conciertos de la noche serían cancelados, desatando disturbios entre los asistentes.

Quienes se llevaron la peor parte fueron los pobres de Evanescence, cuyos equipos ya estaban instalados en el escenario y fueron quemados por el público iracundo. El caos duró hasta pasadas las 2 de la mañana, con incendios en varios sectores del festival.

Slipknot usó sus redes sociales después para dar explicaciones a través de un comunicado:

“Debido a una barricada rota y los intentos fallidos de solucionarlo, en Slipknot nos vimos obligados cancelar nuestra actuación anoche. La seguridad, especialmente la seguridad de nuestros fanáticos y compañeros, es la prioridad número uno. Nos disculpamos profusamente y esperamos que todos entiendan. Si algo les sucediera, no nos perdonaríamos. Además, si se hubiera podido arreglar la barricada correctamente, habríamos subido al escenario. Nuevamente, esperamos que lo entiendan y trataremos de compensarte lo antes posible”.

Puedes ver algunas imágenes de los disturbios a continuación:

SEGUIR LEYENDO