Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 7 de octubre de 2020

La verdad detrás de la curiosa regla que Van Halen incluía en todos sus conciertos

¿Alguna vez oíste hablar sobre la estricta regla de los M&M?

El impacto por la muerte de Eddie Van Halen fue tal que las redes sociales se han llenado de mensajes al respecto de parte de fanáticos, colegas y amigos del legendario guitarrista.

Entre los momentos que resurgieron en internet, los fans recordaron una antigua y particular anécdota que responde a la complejidad en términos de producción y montaje que había detrás de cada show de Van Halen.

Los conciertos de la banda siempre destacaron como pioneros, incluyendo equipos acústicos y de efectos especiales que ocupaban numerosos camiones. A raíz de esto, las condiciones técnicas para que funcionaran bien eran descritas en grandes cláusulas.

Fue así como surgió el “artículo 126”, que después se popularizó como la “cláusula Van Halen”. Dicha regla obligaba a la empresa responsable del concierto a poner a disposición de la banda un bowl de M&Ms que no incluyera ninguno de estos caramelos de color café.

Por muy delirante y caprichosa que sonara la cláusula, había una buena razón detrás: era una manera de asegurar que el extenso contrato había sido leído a cabalidad. En caso de incumplimiento, Van Halen se atribuía el derecho a cancelar el contrato y reclamar el pago.

Luego de que la historia se convirtiera en una verdadera leyenda en torno a Van Halen, la propia banda reconoció que lo primero que hacían al llegar a un recinto era comprobar que ese requisito se hubiera cumplido.

SEGUIR LEYENDO