Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 5 de febrero de 2020

'Uncut Gems' en Netflix es un ataque de pánico hecho película y el mejor rol de Adam Sandler hasta la fecha

El actor cómico es brillante en la estresante cinta de los hermanos Safdie,

Por Ignacio De La Maza

Howard Ratner, el joyero y apostador compulsivo interpretado con un espíritu de pura manía por Adam Sandler en ‘Uncut Gems’, no es un tipo agradable. Su propia esposa le dice en algún momento que es ‘el hombre más molesto’ que ha conocido en su vida. Es quizás el personaje más molesto que ha interpretado Sandler, un hombre cuya carrera consiste casi EXCLUSIVAMENTE en personajes molestos. Ratner es pura energía kinésica, irrumpiendo en cada escena como un tornado balbuceante de ambición desmedida, obsesionado de forma singular con supuestas oportunidades financieras que existen solo dentro de su cabeza. En su vida no hay espacio para nada más: Ni para su señora, que lo detesta, ni para su hijo, quien parece haber heredado sus peligrosos hábitos, ni para su amante, que inexplicablemente siente una devoción profunda por él, ni para cualquier semblante de pensamiento interno, consciencia o vergüenza. Ratner solo existe para perseguir su impulso autodestructivo, una existencia de caos autoinflingido en donde cada decisión en búsqueda de riquezas parece funcionar también como un deseo suicida.

Todo esto es para decir que ‘Uncut Gems’ no es una película fácil, y no pretende serlo. Los hermanos Josh y Bennie Safdie (‘Good Time’) han configurado lo que básicamente es un ataque de pánico de 2 horas y cuarto, sometiendo a la audiencia al estrés constante de ver a un personaje ignorar todas y cada una de las salidas que la narrativa le presenta, un desfile de malas decisiones que Ratner toma con la convicción de que, ahora sí, está frente a la gran oportunidad de su vida. Los Safdie básicamente toman ese momento en cada película de terror en donde uno le grita a la pantalla ‘¡No hagas eso!’ y construyen toda una trama sobre esa base, resultando en una cinta apropiadamente ansiosa y claustrofóbica, en donde cada escena parece estar a punto de colpasar sobre su propio ritmo acelerado.

‘Uncut Gems’ transcurre en Nueva York durante el 2012, una temporalidad que parece haber sido elegida por la solitaria razón de que le permite al ex basquetbolista Kevin Garnett interpretarse a sí mismo como un jugador aún activo (se retiró en el 2016). La trama se gatilla luego de que Ratner decide, contra cualquier ápice de buen juicio, prestarle a Garnett la valiosísima joya etíope que acaba de adquirir, con el hombre de los Boston Celtics convencido de que le permitirá mejorar su rendimiento (es un tipo esotérico, verán). Como supondrán, Ratner no se demora ni 5 minutos en cometer otra acción estresantemente cuestionable, apostando el dinero que le debe a un peligroso prestamista (¡Que además es su cuñado! y a sus irritables asociados en vez de pagar inmediatamente sus deudas. Desde ahí uno espera que el frágil castillo de naipes que Ratner construye sobre sus finanzas se derrumbe, y cada triunfo que la película le otorga viene acompañado de otra decisión arriesgada que amenaza con quitarle todo una vez más.

Quizás la decisión más genial de los Safdie es que, al igual que Paul Thomas Anderson en ‘Punch Drunk Love’ (2002), ‘Uncut Gems’ no subvierte lo que la audiencia sabe de Sandler, sino que lo desnuda hasta dejarlo en sus elementos más incómodos y perversos. Después de todo, Howard Ratner no es muy distinto a los personajes que Adam Sandler ha interpretado en películas como ‘Happy Gilmore’, ‘The Waterboy’, ‘Anger Management’ o ‘Grown Ups’: Cretinos iracundos, frenéticos y desconsiderados, que acompañan su profunda estupidez con una confianza exacerbada que antagoniza a cualquiera que tenga el infortunio de cruzárseles. La genialidad está en que Sandler usa estas características como arma y mecanismo de defensa, y la total convicción con la que interpreta a este patético y odioso ser humano constituye lo que es por lejos la mejor actuación de toda su carrera. ‘Uncut Gems’ no funcionaría tan bien si Sandler se detuviera por 2 segundos, pero su energía es imparable (y angustiante) hasta el final.

Ahora ¿De qué se trata ‘Uncut Gems’? Algunos podrán decir que, casi como pieza compañera a ‘Parasite’ de Bong Joon-Ho, los Safdie han configurado una parábola sobre la toxicidad inevitable del capitalismo y la destrucción asegurada de sus participantes. Otros podrán decir que es una perversión del ‘Sueño Americano’, una ventana hacia el lado más compulsivo y negro de la ambición desmedida. Quizás una fábula sobre la adicción, con Ratner incapaz de dejar sus compulsiones de lado incluso cuando amenazan su vida y la de sus seres queridos. O… quizás es acerca de nada, un estudio de personaje sobre una figura magnética y detestable en igual medida. Lo cierto es que, independiente de la interpretación, una cosa es cierta sobre ‘Uncut Gems’: Pocas películas del último año han sido más eficientes a la hora de hacerte sentir como el ser humano más tenso de la Tierra.

SEGUIR LEYENDO