Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 19 de octubre de 2020

Nostalgia pura: 6 videojuegos infaltables en los 'tarreos' de tu juventud

Un repaso nostálgico a los títulos que animaban esas tardes de juego por internet.

Los niños de hoy probablemente nunca sepan lo que era tarrear. Las conocidas ‘fiestas LAN’, esas que te hacían llegar con tu computador a la casa de un amigo, o en su defecto compartir varios PCs en un cibercafé (o en el colegio, si eras  afortunado) son parte de los recuerdos felices de algunas generaciones, pero con la proliferación de la Banda Ancha y la Fibra Óptica, estos encuentros de gamers y sus computadores solo se producen en eventos nostálgicos.

No había que ser un gran fanático de los videojuegos para disfrutar juntarse con los amigos y competir en línea. Solo había que tener un PC decente, una copia del juego en cuestión, y una red de internet disponible. Aquí, en un ejercicio de pura nostalgia, recordamos algunos de los juegos más emblemáticos de esos ‘tarreos’.

Age Of Empire II

Probablemente el juego online más popular de nuestra juventud, las partidas de Age Of Empires II eran cosa seria. Tú y tus amigos competían por formar y luego hacer crecer una civilización hasta que estuviera en condiciones de imponerse imperialistamente frente a la otra. El juego requería estrategia y manejo de recursos…Al menos que fueras un maldito tramposo y escribieras ‘How Do You Turn This On’ para destruir el imperio medieval de tu contrincante con un ejército de autos con metralletas. Así no se puede.

Quake 2

Clásico de infancia y juventud y uno de los primeros videojuegos en popularizar el juego mediante una conexión a Internet. Las batallas de este shooter en primera persona eran generalmente rápidas y caóticas, intercambiando una lluvia de balas y rayos con el único objetivo de despedazar sin misericordia a tus amigos, todo mientras pegabas saltos sin cesar intentando esquivar el fuego ajeno. Más entretenido era cuando imponías reglas arbitrarias, como solo usar la pistola más débil del juego en la partida.

Starcraft

Si no era Age, era Starcraft. El juego de estrategias de Blizzard te ponía a cargo de una raza espacial en búsqueda de la dominación total. Starcraft fue un precedente moderno para los juegos de construcción y combate a nivel macro, con una interfaz simple de usar, un juego que requería táctica pero también rapidez, y balancear tu ejército con unidades que explotaran las debilidades de tus enemigos. Su servidor online fue uno de los más populares de nuestra generación.

Counter Strike

Como alternativa para aquellos que encontraban el juego de Quake o Unreal Tournament demasiado caótico y desordenado existía Counter Strike. Salido de una modificación al videojuego Half-Life, Counter Strike te permitía ponerte en la piel de algún miembro de dos equipos contrarios: Una organización terrorista o la fuerza especial encargada de derrotarlo. A diferencia de otros shooters, Counter Strike balanceaba su rapidez con un juego táctico que te obligaba a buscar la mejor forma de conseguir los objetivos del mapa o eliminar totalmente a tu rival.

Unreal Tournament

El shooter que perfeccionó el juego online y por tanto fue protagonista de incontables tarreos, Unreal Tournament pescó la fórmula de Quake y la combinó con mejores gráficas, mapas más desarrollados, una gran cantidad de armas y un tipo de juego intenso que apenas daba respiro pero de todas maneras requería habilidad. El hecho de que fuera fácilmente modificable ayudó a que los propios jugadores desarrollaran sus versiones y lo convirtió en un favorito de competencias internacionales.

Tibia

Probablemente Tibia fue más popular simplemente como juego online que como tarreo clásico, pero cuando se trata de videojuegos de rol multiplayer, era uno de los más popuplares. Su diseño de arte, interfaz simple y masivo mundo lo hacían ideal para aquellos que se sentían más intimidados con títulos como World Of Warcraft. También era probablemente el juego más cruel a la hora de castigarte por morir (perdías buena parte de tu equipamiento y varios puntos de experiencia). Claro, hasta que llegó Dark Souls, pero esa es otra historia.

SEGUIR LEYENDO