Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 18 de diciembre de 2020

REVIEW | Call of Duty Black Ops Cold War: Una desastrosa experiencia muy poco "next gen"

REVIEW | Call of Duty Black Ops Cold War: Una desastrosa experiencia muy poco "next gen"

Errores de la operación del juego, bugs, corta duración y un multijugador imbatible. Así fue la dispar vivencia con el juego publicado por Activision.

Por Esteban Sánchez

Este análisis hay que comenzarlo por el final (y sin spoilers). Porque, pese a muchos problemas particulares de mi experiencia con el juego, el guión y el final de la historia del "Call of Duty Black Ops Cold War", deja casi todo atrás.

Y es que el gusto que deja el juego al terminarlo es gracias a un último giro. Esto no sólo soluciona su relato, también lo complejo de presentar posiciones políticas (y pretender que el gamer empatice con uno de los polos) en torno a la Guerra Fría. También mejora la experiencia de un juego muy corto, quizás el de menor duración de la saga. El final es brutal y salva al juego. Pero ya volveré sobre esa idea.

Pero ahí entonces la pregunta: ¿vale la pena que los Call of Duty mantengan el modo campaña en sus juegos o mejor se dedican a hacer un multi jugador en línea con todas las de la ley?

La duda no es antojadiza. Porque la sensación al completar el juego en unas 6 o 7 horas, es la de estar frente a una buena y lograda previa al multi jugador en línea. Y la saga, esta, la primera de la nueva generación, y por sobre todo los gamers, merecen mucho más.

Pero, ¿porqué el final salva al juego? Yo compré este juego físico. Eso supuso poner el disco e instalar uno a uno los archivos que contenía. O eso pensaba yo. Cuando lo fui a jugar, al querer entrar a la campaña me hizo instalar la campaña... en 3 partes distintas... de unos 20gb cada una en promedio... una locura.

Sin aún haber terminado la última descarga, y molesto, decidí comenzar de una vez el juego. Porque se podía. Y fue pésima idea. Porque en momentos épicos, adrenalínicos (de esos únicos que te quedan para rememorar un título), el juego corrió lento y a ratos fluía a saltos, con espasmos. Un desastre. Finalmente repetí esa misión para vivir la experiencia como correspondía y obvio, ya no fue lo mismo.