Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 20 de mayo de 2020

“No quería nada de rock, si lo volvía a hacer era gil": Jorge González a 30 años de 'Corazones'

El exlíder de Los Prisioneros describe al histórico disco como "una mezcla de Salvatore Adamo con house".

Hoy la música chilena celebra tres décadas de uno de los discos más influyentes de su historia: Corazones álbum que, pese a haber sido criticado tras su publicación por el cambio que significó en las letras y el sonido de la emblemática agrupación nacional, más tarde sería fundamental.

"Ese disco fue una mezcla de Salvatore Adamo con house. Era un sonido muy cálido hecho con computador. No existía esa mezcla y aún no existe", comentó el exlíder de la agrupación de San Miguel, Jorge González, en conversación con La Tercera

El exvocalista de Los Prisioneros recordó el contexto en que se realizó el álbum y la motivación de sus nueve canciones: su amor por la mujer de su mejor amigo, el exguitarrista de la banda, Claudio Narea. "Yo estaba enamorado. Mucho. De un amor imposible. El mejor", confesó. 

Consultado respecto a si le sirvió convertir ese sufrimiento en canciones, González señaló que "me sanaba. Convertí el drama en arte. Y no sirve solo para ti. También para el resto. Sin la música estaría mal. Me dan respuestas las canciones. Sirve hacer arte. Sana. O te vuelves loco. Te deprimes".

Sobre el camino que decidió seguir con el disco, González aseguró que "no quería nada de rock. Si lo volvía a hacer era gil, obediente. Y no. Hice lo que se me cantó. Algo romántico y techno. Lo romántico era la música de mi madre. Era mi infancia".

Sobre el género de ese entonces, el músico se mostró crítico. “El rock viejo era re machista. Led Zeppelin. Los Stones. Ultra machos. Pero el punk no. Ahí había heroínas”, manifestó. Sin embargo, hizo además un mea culpa al respecto, confesando que Los Prisioneros eran machistas cuando partieron. "Harto", dijo y explicó que "éramos de barrio. Pelotudos. Pero llevar a la Cecilia (Aguayo) fue muy fuerte. Fue un mensaje".

SEGUIR LEYENDO