Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 13 de marzo de 2020

NEO | DIIV: Una engañosa reinvención

Alfredo Lewin recomienda al cuarteto estadounidense en una nueva columna de NEO.

Por Alfredo Lewin

Cuando apareció ‘Deceiver’, el tercer álbum de estudio de los norteamericanos DIIV, un particular brillo se percibió en pasajes musicales que la banda nunca antes había abordado. DIIV (pronunciado DIVE, como la canción de Nirvana) es el extraño caso de un grupo siempre tambaleándose al borde de algo grandioso, con un dream pop rock de ética indie que a menudo resulta ser sobre todo adictivo.

Desde que DIIV lanzó su primer disco, ‘Oshin’, era evidente que las influencias del shoegaze y un medio camino entre la cita literal a Nirvana melódicamente experimental, podían definir el futuro de la banda.  Luego de ese debut de 2012 llegó el segundo y aplaudido ‘Is The Is Are’ de 2016, ambas placas que sonaban a un potencial no plenamente realizado. Y ahora con ‘Deceiver’, DIIV renuncia casi por completo a su pared de reverberación, lo que podría llevar a lamentarnos, pero en este caso nosotros lo vemos como algo bueno.

Tan prístino como el cristal en sus valores de producción, esta nueva entrega de DIIV está completamente ajena al ruido oscuro que llamó la atención en ellos en primer lugar. ‘Deceiver’ marca un cambio significativo para el sonido de la banda y lo que una vez sonó como una mera impronta noventera, ahora se ha vuelto en algo mucho más atractivo. Armado de algunas de las mejores letras del atribulado Zachary Cole Smith, las canciones que conforman este tercer álbum generan nuevos derroteros para la banda, apuntando al deslumbrante estilo de producción de My Bloody Valentine en un traje post-rock a-la-Smashing Pumpkins.

En esta pasada las voces emergen tras una gruesa pared de reverberación, llenando los vacíos del anterior ‘Is The Is Are’ para crear un disco provisto de un vital equilibrio entre el post-punk y los paisajes de ensoñación dream-pop. Conociendo a DIIV como lo hacemos, ya veíamos que no iban a arriesgar más allá de los límites de la bruma sonora de los 90 y su intuición post punk, como si finalmente, a la altura de esta tercera tentativa, hubieran encontrado su zona de confort.

Para DIIV este 'Deceiver' y el 2019 significó un renacimiento que refleja tanto el crecimiento personal del cantante como la maduración de la banda en su conjunto, para lidiar con la confusión que los ha rodeado.

Este destacado de la semana en NEO -en especial con un tema como Skin Game en nuestra parrilla- trae el sonido amigable y familiar de un tiempo pasado que no se ha ido del todo -y no lo hará- y se aferra al noise-pop de aquel entonces con los ganchos o golpes más suaves posibles y, al mismo tiempo, como colección de postales/canciones es una demostración de la fuerza y resiliencia del cuarteto neoyorkino.

Cuando la parte más difícil es aprender a comenzar de nuevo después de haber soltado las amarras, la evidencia es que Sí se puede volver a hacerse sonar “post tiempos difíciles”. Y eso es lo que DIIV ha hecho.

SEGUIR LEYENDO