Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 3 de abril de 2020

NEO | Descubre el desprolijo y brutal metal alternativo de Puppy

En una nueva columna de NEO, Alfredo Lewin te cuenta por qué deberías estar escuchando al inclasificable trío londinense.

Por Alfredo Lewin

¿Como empezar a hablar de Puppy? ¿Más encima teniendo un nombre como ese? Cuando lo vimos incluidos en el cartel de un festival heavy -y ahora cancelado- como el de Download, la verdad es que llamaban a confundirse.

Porque Puppy no tiene nada de tierno ni de pop.  ¿Cuál sería la naturaleza de la mascota rockera esta?

Partamos con que son una avalancha de riffs, una espiral difusa de grandiosidad épica metálica, articuladas con la emoción cruda del rock. Todo lo anterior hecho con la audacia de una banda que parece reeditar el frenesí de las guitarras de los 90. Podríamos dictaminar que lo de Puppy se trata de un desprolijo y brutal affair de rock alternativo. ¿Qué tal?

El estilo de Puppy ya ha sido un tema desde hace un par de años, justamente porque es algo inclasificable: heavy que hasta flirtea con lo oculto, a juzgar por la portada de su primer LP The Goat. No obstante, el término metal alternativo es el que les sienta mejor. De hecho, el que militen en el sello finlandés Spinefarm Records ya los define. Esta misma disquera los describe como “una mezcla de los giros melódicos de Weezer, la nebulosa de Smashing Pumpkins y la impronta de los Big Four del Thrash”.

Los mismos Puppy han declarado que su objetivo, musicalmente, era poner la mira en algún lugar justo entre los escoceses Teenage Fanclub y Black Sabbath. La revista Metal Hammer los ha descrito como "Ghost bailando vals con Deftones”. Esto quizá por sus sofisticados motivos de guitarra, que se convierten en enormes riffs de metal con la marca registrada de Helmet por ejemplo.

Otra revista de las que entienden, Revolver, resumió el álbum debut de Puppy como "un cóctel espumoso para brindar con los puños arriba por Black Sabbath, Soundgarden, Nirvana, Meat Puppets y hasta Dinosaur Jr. Todo esto coronado con coros infecciosos enfundados por armonías celestiales”.

Sin embargo, sin importar el lugar del queramos colgarnos para entenderlos, Puppy conserva una pesadez y una imaginería siniestra que contrasta gloriosamente con lo accesible de sus ganchos melódicos. Una combinación bastante subversiva y que produce un aura particularmente irresistible.

En octubre pasado publicaron su tercer EP, bien titulado ‘iii’, el disco que sucede a ‘The Goat’, grabado esencialmente en vivo para así capturar la química, el espíritu y un conjunto de valores sónicos que los movilizan.

Como podríamos sospechar, este EP es la tercera entrega de una trilogía y el número tres o la triple i es algo significativo para el trio londinense: “Tres es el número del tiempo, pasado, presente y futuro. Tres años han pasado desde que publicamos el ‘vol ii’, así que les regalamos esto. Es por el futuro".

En #Neo estamos destacando su más reciente ‘Powder Blue’ que, si escuchas con atención, es lo más primitivo del mundo, pero con un gancho digno de boxeador:

SEGUIR LEYENDO