Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 25 de agosto de 2020

'Lovecraft Country' te hará decir "qué carajo acabo de ver" y por eso es de las mejores series del año

La nueva apuesta de HBO, basada en la novela del mismo nombre, une horror cósmico con violencia kitsch y comentario social en una de las producciones televisivas más originales del 2020

'Lovecraft Country' no se demora mucho en hacerte sonreír como un idiota. De hecho, no han pasado más de un par de minutos cuando la serie hace su primer giro hacia terreno gloriosamente desquiciado, uno al que volverá de forma frecuente sin importar que tan sombría se ponga la trama. Un hombre afroamericano combate a enemigos en una trinchera de lo que parece ser la Segunda Guerra Mundial, hasta que claro, aparecen los alienígenas, incluyendo masivas naves espaciales, una mujer roja que desciende del cielo, y luego el mismísimo Cthulhu, la bestia cósmica creada por el escritor estadounidense H.P Lovecraft. Cthulhu es hecho explotar por un batazo certero de Jackie Robinson, el primer beisbolista afroamericano. Nuestro protagonista despierta en un bus hacia Chicago en plenos años 50, cuando las llamadas 'leyes Jim Crow' seguían imponiendo una brutal segregación hacia la población negra. Cthulhu era solo un sueño. Todavía no entiendes muy bien que acaba de pasar, pero la sonrisa no te la quita nadie. 

Es el primero de múltiples momentos en donde 'Lovecraft Country' hace un acto de balance entre sus ganas de dejarte perplejo y su recordatorio de que el mundo real tiene suficientes horrores ya (aunque uno que otro monstruo celestial siempre ayuda). Nuestro protagonista Atticus Freeman (Jonathan Majors) exalta las virtudes de las viejas historias pulp de ciencia ficción (las mismas con las que estaba soñando), en donde un hombres aventureros se enfrentam a situaciones imposibles y se quedan con la chica, solo para que rápidamente le acoten que las personas de su color de piel raramente protagonizan esos cuentos que tanto ama. Para infortunio de Atticus (o Tic para los amigos), pronto tendrá la oportunidad de ser el protagonista de una de esas historias.

La nueva serie de HBO está basada en la novela del mismo nombre y los pormenores de la trama son similares: Tic, un veterano de la guerra de Corea, recibe una carta de su padre instándolo a unírsele en un remoto pueblo en Lovecraft Country, la zona de los Estados Unidos en donde H.P Lovecraft basó buena parte de sus reconocidas historias de terror y ciencia ficción. Tic es unido por su tío George (el siempre genial Courtney B. Vance) y su amiga de la infancia Laetitia (Jurnee Smollet, fantástica y feroz en su determinación), y juntos emprenden el viaje a la zona misteriosa, en donde pareciera que hay igual número de peligrosos racistas blancos como de monstruos inexplicables. Lo cierto es que todos ellos están más que felices ante la idea de despojar a nuestros héroes de sus extremidades. 

'Lovecraft Country' no es una alegoría, precisamente: Sus temas sobre racismo, la naturaleza destructiva del odio y los monstruos reales e imaginarios que abundan en esta tierra son generalmente literales, con Tic y sus queridos encontrándose frecuentes recordatorios de que viven en un país que los detesta, incluso cuando están siendo perseguidos por alguna atrocidad de otra dimensión con dientes afilados y sed de sangre. No, 'Lovecraft Country' es fan fiction, pero el mejor tipo de fan fiction. Después de todo, H.P Lovecraft era un genio creativo, pero también un hombre repugnantemente racista, a tal punto que en las últimas décadas ha sido difícil separar su influyente obra de sus visiones francamente terribles de otras etnias. 'Lovecraft Country' da la oportunidad de reconfigurar su legado para darle voz y foco principal a las mismas personas que el autor tanto detestaba. Para fortuna del público, Tic, Leti y George no son avatares, sino que personajes de carne y hueso con miedos y esperanzas, que rápidamente se ganan tu simpatía ya sea escapando de sheriffs racistas, cultos siniestros o perros vampiro.

¿No mencioné antes a los perros vampiro? Quizás la mayor ambición de 'Lovecraft Country' es que sus preocupaciones sobre tensiones raciales e identidad étnica nunca están muy lejos de un momento francamente desquiciado, un verdadero tributo a la ficción de género de los años 30 y 40 que no le teme al 'mal gusto' con tal de mostrarte algo impresionante. Incluso en sus momentos más dramáticos (que los hay, todos vendidos a la perfección por un reparto más excepcional), la serie tiende a tirarte una bola curva que hace que la secuencia del sueño inicial se sienta como moderada en comparación. Pese a manejar códigos de una produccón televisiva de prestigio, 'Lovecraft Country' es más que feliz de despachar momentos en donde vísceras vuelan, personas son despedazadas, sangre escurre pos las paredes y rituales satánicos salen muy, pero muy mal. De nuevo: Te hace sonreír como un idiota.

La única cosa parecida en la TV reciente a la mezcla desafiante de alta y baja cultura que 'Lovecraft Country' está logrando es 'Watchmen', otra adaptación que tomó elementos de cultura pop solo para reconfigurarlos de forma radical en una historia de racismo y trauma que jamás olvidaba sus raíces algo más kitsch. No está claro si 'Lovecraft Country' será una miniserie o se extenderá por varias temporadas, pero lo que ha mostrado hasta ahora solo nos hace querer sumergirnos más en su mundo. Después de todo: A quién no le gusta sonreír como idiota, incluso cuando te preguntas qué carajo acabas de ver.

PD: PUEDES VER EL EPISODIO 1 GRATIS EN YOUTUBE

Al respecto, en Emisor Podcasting puedes encontrar el episodio de "La Ruta Secreta" donde Francisco Ortega repasa la conexión de Lovecraft con Chile. Una extensión de los tentáculos de su obra a través de un repaso con los invitados Jesús Diamantino y Carlos Reyes.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Series