Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 17 de diciembre de 2020

Legendario hoyo en la trama de Duro de Matar resuelto a más de 30 años de la película

Una pregunta que ha estado en la cabeza de los fanáticos por décadas tiene respuesta.

En el largo canon de las Mejores Películas de Acción de todos los tiempos, Duro de Matar merece una mención honrosa. No solo convirtió a Bruce Willis en una estrella del género, también redefinió el cine de acción con pautas que han sido imitadas hasta el día de hoy.

Por supuesto, el clásico de 1988 tiene un amplio número de seguidores que se saben cada uno de los detalles de la cinta. Uno de los más comentados a lo largo de los años es un aparente hoyo en la trama (o por último, un momento cuya explicación real es debatida): John McClane (Willis) se encuentra al líder de los terroristas, Hans Gruber (Alan Rickman), pero éste logra (aparentemente) engañarlo haciéndose pasar por uno de los rehenes atrapados en el edificio en donde transcurre la película. 

Después de una conversación en donde Gruber parece convencer a McClane de su identidad falsa, el protagonista le entrega una pistola 'para defenderse', que el terrorista utiliza rápidamente para intentar asesinar al policía que ha estado arruinando su plan toda la noche ¿El giro? La pistola no tiene balas y McClane siempre supo que se encontraba frente al criminal. Como diría cierto meme: ¿Cómo lo supo?

Los seguidores de Duro de Matar han debatido por años la razón detrás de esto. Algunos dicen que McClane simplemente era un tipo muy inteligente, pero si no estaba absolutamente seguro de que el 'rehén' era realmente Gruber, al darle una pistola sin balas estaba poniendo a una persona inocente en riesgo.

El co-guionista de la película explicó finalmente cómo fue que el personaje de Bruce Willis se dio cuenta que estaba frente a su enemigo. Según Steven E. De Souza, todo se debe a una serie de escenas borradas.

Resulta que, en algún momento del montaje inicial de la cinta, McClane debía notar que todos los terroristas estaban usando el mismo tipo de reloj. Entonces, cuando el policía le pasa un cigarro a Gruber, inmediatamente nota que el hombre está usando exactamente un reloj como los que se ha topado en los otros criminales.

El problema fue que la escena que introducía este punto de trama fue cortada porque generaba problemas de continuidad con otro elemento de la historia: el hecho de que los terroristas planeaban escapar del edificio en una Ambulancia, una idea que fue agregada al guion más tarde y que no era mencionada en la escena en la que los criminales 'sincronizaban sus relojes'.

Por eso, lo que podría haber tenido una explicación realmente lógica desató un sinfín de mitos sobre las habilidades casi paranormales de John McClane para detectar cuando alguien lo está engañando. Qué se le va a hacer. 

SEGUIR LEYENDO