Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 18 de junio de 2020

Jean Claude Van Damme estaba 'jalado hasta las patas' durante la filmación de 'Street Fighter'

La excéntrica (y desastrosa) actuación del belga en la película de videojuegos fue producto de una seria adicción a las drogas.

El día en que tengamos que hacer un almanaque con las mejores películas de todos los tiempos, NADIE va a exigir que se incluya 'Street Fighter', la gloriosamente terrible adaptación cinematográfica del popular videojuego de peleas.

La cinta de 1994 hace un sinfín de cosas mal (excepto por la actuación adictivamente kitsch del gran Raúl Julia en su último papel antes de fallecer), pero quizás lo peor de todo sea la actuación protagónica de Jean Claude Van Damme, quien despacha cada uno de sus diálogos como si estuviese leyendo un cartel detrás de la cámara. No ayudaba el grueso acento del actor belga, interpretando a un respetado coronel estadounidense.

Sin embargo, 'Street Fighter' resulta tan mala que finalmente es buena. Por eso, The Guardian publicó un hilarante reportaje en donde se revelan algunos detalles hasta ahora desconocidos de la desastrosa producción. 

Hay algunos puntos hilarantes, como que el director Steven De Souza gastó tanto dinero en contratar a Van Damme que se quedó sin presupuesto para darle clases de pelea al resto del elenco. Sin embargo, también hay otras revelaciones que son simplemente brutales. Como dijo el propio De Souza:

"No podía hablar de eso por entonces, pero ahora sí puedo: Van Damme estaba jalado hasta las patas durante la filmación. El estudio contrató a un cuidador para vigilarlo, pero el cuidador resultó ser una mala influencia. Dijo estar 'enfermo' tantas veces que tuve que buscar otras partes del guion para filmar".

De Souza asegura que Van Damme gastaba hasta 10.000 dólares semanales en cocaína, lo que provocó numerosos retrasos y bajos desempeños en el set. Sin embargo, la cinta terminó recaudando 100 millones de dólares, y De Souza insiste hasta hoy que todos sus OTROS aspectos negativos son absolutamente intencionales.

SEGUIR LEYENDO