Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 15 de octubre de 2019

Columna de Álvaro Paci | Iron Maiden en Movistar Arena: La bestia juega de local

Lo de este lunes en el Movistar Arena califica como una de las mejores -si no la mejor- de las 9 presentaciones de la banda en Chile.

Texto: Álvaro Paci

Fotos: Ignacio Gálvez

He asistido a todos los conciertos de Iron Maiden en Chile, excepto al de 2004. Y solo porque no estaba en el país ese día. Estuve en el deslucido debut de 1996 -con mal sonido y Harris retando a unos fans- y en el Club Hípico en 2009, que muchos recordamos como uno de los más espectaculares, con 65 mil personas y un Bruce Dickinson asombrado por el fervor de un público que ya había sellado un romance eterno con la banda que no pudo ver en 1992 por las oscuras maniobras de la jerarquía de la Iglesia de la época que todos conocemos y que hoy los ingleses ven con humor, casi como una anécdota decimonónica. 

La de este lunes en el Movistar Arena califica como una de las mejores -si no la mejor- de las 9 presentaciones de Iron Maiden en Chile. La primera de esta inédita fecha doble que este martes se cierra con un baño de multitudes en el Estadio Nacional, su cuarta cita en el mayor escenario del país.

Un dato que da cuenta de una convocatoria imbatible. Cuando despeguen de Santiago, habrán acumulado 360 mil espectadores desde ese opaco pero significativo debut del 96. Ningún artista anglo, ni siquiera los de mayor rotación radial o cobertura mediática ostenta estas cifras. 

Amigos que observan el fenómeno desde lejos me preguntan con cierta incredulidad si no me aburro de verlos por octava vez, en mi caso. Les intriga saber qué tiene esta banda que agota entradas en minutos y con meses de anticipación. Y la respuesta es simple: Maiden siempre ofrece sorpresas, ninguna presentación es igual a la otra y ha sabido envejecer con particular astucia y visión.

El paso de los años hace lo suyo y ya nos hemos acostumbrado a que los fuegos se inicien con una propuesta virtual que sirve para promocionar los video juegos de la banda. En cancha, me llevo la grata sorpresa de estar rodeado de millennials. Y es que esa es otra característica de este público. A un lado tienes adultos que superan los 60 años, que alucinaron en su juventud con los primeros discos, y al otro lado niños. Y no exagero al decir niños, infantes de 4 o 5 años, con sus poleras negras y de la mano de sus orgullosos padres, que les han hecho escuchar “Powerslave” casi desde el período de lactancia. Los niños Maiden son ya un sello en las visitas de la doncella. Eso ayuda a explicar porque en este grupo transversal de seguidores no existan las a veces odiosas diferencias entre Baby Boomers, X Generation y Millennials .

El espectáculo de este lunes en el Movistar es exactamente el mismo que han presentado en las más de 40 fechas anteriores del tour “Legacy of the Beast”. Eso implica la misma megaproducción y el impresionante despliegue escénico, que golpea de entrada con la irrupción en escena de la réplica de un avión de la Segunda Guerra, que acompaña a la banda en “Aces High”, la canción que da inicio a dos horas de liturgia con la banda de Metal más grande del planeta. Esto de replicar con fidelidad absoluta un espectáculo de grandes estadios en un recinto techado para 15 mil personas, sobrecoge. Porque la cercanía con los músicos y Eddie, sobre todo en cancha, es real y se siente. Gran parte de los asistentes experimentó en carne propia el calor del lanzallamas que usó Dickinson en una demoledora versión de “Flight of Icarus”, con la imponente figura del malogrado mito griego consumiéndose en el escenario. Momento de alto impacto emotivo, sobre todo en la audiencia mayor de 30. 

El cantante- que anoche confirmó que a los 61 años sigue teniendo uno de los mejores registros en la historia del Rock- se lleva el peso escénico de una propuesta que no descansa y que con los años ha ganado en dramatismo en la interpretación. En esta gira Maiden apuesta por la teatralidad y el histrionismo a un nivel superior: Compone distintos escenarios, para darle aun mayor impacto visual a un show que ha envejecido de la mejor manera posible. Si vamos a hablar de Religión en una canción como “Revelations”, el escenario se transforma entonces en una catedral vaticana de impecables y multicolores vitrales.

Si la banda recupera en la voz de Dickinson una canción de la era Blaze Bayley, como “Sign of the Cross”, el escenario se torna oscuro y se llena de alusiones al sacrosanto símbolo cristiano. Para qué hablar de “The Number of the Beast”, donde Maiden transforma el escenario en una fiesta infernal que seguramente causaría efectos adversos en la salud de los censores del 92. Hay momentos del show donde los británicos apuestan por canciones que sorprenden a los fans de viejo cuño, como “The Clansman” o “For the Greater Good of God”, que suenan ahora mucho más frescas. Las nuevas generaciones de fans agradecen esa opción, mientras los que descubrimos este sonido en los 80, extrañamos canciones de un disco imprescindible como “Somewhere in Time” o más espacio para temas de “Seventh Son of the Seventh Son”, del cual solo interpretan la inoxidable “The Evil That Men Do”.

La incondicionalidad del publico chileno hacia Iron Maiden tiene su recompensa. Las dos partes lo saben y esa complicidad atraviesa el concierto. Se trata de viejos amigos y con los amigos se hacen gestos: como terminar la gira en Chile, como agendar este segundo concierto en Movistar o citar en decenas de entrevistas el vínculo de hierro que los ata a esta tierra. Y no es verso: El disco “En Vivo” grabado en el Estadio Nacional fue el tributo permanente de los británicos a Chile, para mala suerte y envidia de argentinos y brasileños que adoran a la banda de la misma manera. Pero está escrito: La Bestia en Chile juega de local. Y en esta doble fecha quedó demostrado, literalmente, a fuego. 

SET LIST

1.- Aces High

2.- Where Eagles Dare

3.- 2 Minutes To Midnight

4.- The Clansman

5.- The Trooper

6.- Revelations

7.- For The Greater Good Of God

8.- The Wicker Man

9.- Sign Of The Cross

10.- Flight Of Icarus

11.- Fear Of The Dark

12.- The Number Of The Beast

13.- Iron Maiden

14.- The Evil That Men Do

15.- Hallowed Be Thy Name

16.- Run To The Hills

SEGUIR LEYENDO
Tags: Iron Maiden