Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de septiembre de 2018

ENTREVISTA | Jaz Coleman de Killing Joke: "Los de Nirvana estaban malditos"

El líder de los pioneros del rock industrial conversó con nosotros sobre la influencia de su banda, girar junto a Joy Division y su inminente show en Blondie.

Por Francisco Reinoso

Jaz Coleman es un ser en extinción. Nómade, entusiasta y con la película clara en distintos ámbitos, el líder y vocalisa de Killing Joke disfruta el saludable presente de su banda, lista para el primer tour sudamericano de su historia. Las expectativas no son menores y todo indica que la cita en Blondie será irrepetible.

Me sorprende que una banda con tanta experiencia nunca haya tocado en Sudamérica en todo este tiempo. Es raro, ¿no?

Siempre he pedido ir a Sudamérica pero nunca nos habían solicitado hasta ahora, esa es la realidad. Me imagino que hay una mayor demanda ahora, realmente no lo sé. He querido tocar en Sudamérica desde los 80 (risas) así que imagínate cómo estoy. Vamos a tener soundchecks abiertos al público para que puedan conocer a la banda, es la oportunidad para interactuar con nuestra gente. Tú también estás más que invitado.

Gracias por eso. Hablemos de tu último álbum, “Pylon”. Se siente como una crítica a lo absurdo de la modernidad en estos tiempos ¿Cómo llegaste a esa visión?

Cuando estábamos en la escuela teníamos acceso a (Aldous) Huxley y H.G. Wells y ahora las profecías de estos autores se están convirtiendo en realidad. Ellos describían el tiempo en el que vivimos ahora como “Post-Democracia” y, sea lo que sea que signifique eso, nos estamos moviendo a un periodo donde una elite está ganando un control sobre la población. Zbigniew Brzezinski (consejero de seguridad nacional norteamericano de finales de los ’70) decía que es más fácil matar a un millón de personas que controlarlas. Nos hemos movido a una era tecnocrática donde nos damos cuenta de que hay más allá de los políticos y el concepto de partido. Todos están más conscientes de que hay algo que no está bien y es ese sentimiento donde Killing Joke se asienta y halla un sentido. Debemos ser una de las únicas bandas con esa resonancia y atmosfera, receptores de los cambios que han afectado a nuestro mundo de manera externa. Mi padre después de la última guerra me crio con una idea de fascismo y ahora nadie quiere hablar de eso, de los extremos. Es mi tarea moral y ética hablar de esos temas tal como es tu tarea también.

¿Cuál ha sido el desafío más grande para la banda en este nuevo ciclo?

Veo a Killing Joke como un microcosmo y claramente mantenernos juntos es algo grandioso.

Es como un matrimonio…

(Risas) Si, tiene harto de eso, no es fácil, pero es algo magnifico e increíble mantenerse con esa gente por tanto tiempo de esa manera. Hemos aprendido que somos más fuertes juntos.

¿A qué atribuyes tu longeva relación musical con Geordie Walker?

¡Magia! Y con la banda lo mismo, magia. Creo que tenemos un destino, la banda nació de la magia y aún no hemos completado nuestra tarea. Seguimos marchando hacia ese destino

Killing Joke fue uno de los principales pioneros a la hora de hablar de rock gótico o post punk. Y ya han pasado más de 4 décadas. Has sido un testigo privilegiado de la evolución del rock.¿Qué recuerdos tienes de esos shows junto a Joy Division? Compartir escenario con ellos debe haber sido toda una experiencia

Lo siento como si hubiese sido ayer. Giramos con Joy Division y a veces éramos los headliners y en otras ocasiones, ellos.

¿Y cómo se llevaban entre ustedes?

En backstage era diferente. Mirabas el camarín de Joy Division y todos estaban sentados mirando el suelo. No interactuaban entre ellos. Raro. Ian (Curtis) siempre andaba de la mano con la chica nueva que tenía. Mirabas el camarín de Killing Joke y era otro mundo: habían 30 personas, fiesta constante. Dos atmosferas completamente distintas. Peter Hook solía ir harto a nuestro camarín, él era muy cercano a nosotros el resto, no. Fueron buenos momentos. Me acuerdo ver a Joy Division en vivo, me encantan los dos discos, “Closer” y “Unknown Pleasures” con pasión, pero siempre me sentí decepcionado con su show.

Vaya, eso sí que no lo esperaba ¿Te decepcionaron en vivo?

Para mí, no proyectaban mucho, no te volaban la cabeza. Era mucho mejor el disco que la experiencia en vivo. Me acuerdo ver muchos shows de ellos y siempre pensar eso, realmente me encantan en estudio y sus discos los escucharé hasta la muerte, pero en vivo nunca funcionaron. Si te arruiné tu visión del grupo, lo siento mucho (risas).

Todo bien. Killing Joke nunca aspiro a ser una banda masiva ¿te sorprendió descubrir que muchas bandas fueron influenciadas por ustedes?

De hecho, aún me sorprende. Es increíble que gente como Kate Bush haya sido influenciada por nosotros. Fuera de bandas más esperables. Soy un tipo con suerte.

Están las conexiones más obvias con Metallica y sobre todo, Nirvana. Kurt Cobain se sentía avergonzado al sentir que su grupo sonaba como Killing Joke en ‘Come As You Are’, Dave Grohl grabo un álbum con ustedes. Tiempo después dirigiste la versión orquestada en Dubai ¿Cuál es tu conexión con bandas más jóvenes como Nirvana? ¿Qué recuerdas de cuando los escuchaste por primera vez?

Me acuerdo de todo ese cuento de la mentada generación X a comienzos de los 90 cuando comenzó todo eso del grunge ¿Qué prefieres? ¿Estar con tus amigos o exponerte a millones de personas y morir a temprana edad? Todo tiene que ver con que es lo que valoras. Lo importante para Killing Joke es la gente, no el dinero y hemos tratado de dar el ejemplo. Lo que pasó con Nirvana era que estaban malditos. Es el costo de la sobreexposición. Dave es un gran tipo y logró salir adelante.

Estás en constante movimiento y has vivido en muchos lugares. ¿Qué fue lo que capto tu atención sobre Praga? ¿Fue tu trabajo pasado con la orquesta de esa ciudad en los 90 el punto de partida?

Oh sí, en los 80’s tuvimos que venir a Praga durante gobiernos comunistas. La ciudad está conectada con el movimiento de la Alquimia. Todos los días cuando despierto veo el simbolismo en los edificios, es alucinante. ¿Has estado alguna vez en Praga?

Lamentablemente, no.

Es la mejor ciudad en el mundo. Realmente no conozco otra ciudad en la cual tú despiertes, salgas a la calle y digas WOW!  Carlos IV (Rey de Bohemia del siglo XIV) dijo alguna vez que Praga era más grandiosa que Roma. Es magnífica y hay una excelente atmosfera, ha sido participe de gran parte de mi vida, la amo. También tiene una historia musical, Mozart y Beethoven estuvieron periodos de tiempo acá. La ciudad tiene tanto que me atrae, tiene alquimia, tiene magia y tiene música. Geordie también vive acá así que se ha convertido en la “ciudad de Killing Joke”. La banda ha vivido en Ginebra, Londres, Berlín y ahora en Praga. Londres es otra cosa, es el centro del universo, cuando pasas por allá estás tan excitado que no puedes dormir, por eso Lemmy (Kilmister) decía “No Sleep ‘Til Hammersmith” (Sin dormir hasta Hammersmith).  Lo de Sudamérica va a ser especial, lo van a disfrutar sin duda.

Acabas de mencionar a Lemmy. Bueno, varios íconos han fallecido en los últimos años. Lo de Paul Raven debe haber sido un gran golpe para ustedes.

Me afecto tanto como la muerte de mi papa, es duro cuando algo así sucede dentro de la banda. Han pasado 10 años pero aún me afecta. Un músico de rock vive en promedio un 25% menos de lo que vive una persona promedio, así que todos estamos haciendo lo que podemos (risas)

Killing Joke se presenta este jueves 27 de septiembre en Blondie. Las últimas entradas las encuentras acá.

 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Killing Joke