Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 4 de marzo de 2020

ELLAS ADELANTE | Kim Gordon: Adiós clichés

La fundadora de Sonic Youth y multidisciplinaria artista es una de las destacadas en nuestro especial de cara al 8M.

Por María Fernanda Verdugo

'Girls Invented Punk Rock, Not England' (Las chicas inventaron el punk rock, no Inglaterra), decía en la polera que Kim Gordon usó el día en que capturaron una de sus fotos más icónicas. A varios años de aquella imagen, la artista sigue destacándose por no sólo haber roto esquemas formando parte de una banda de rock en los noventa, sino que por haberse convertido en bastión del feminismo en la música.

Casi diez años después de haber formado Sonic Youth junto a su ahora ex esposo Thurston Moore, la bajista y vocalista subía a los escenarios como una de las figuras más influyentes en la escena alternativa estadounidense a cantar clásicos como 'Kool Thing', con una impronta que sólo ella fue capaz de desarrollar.

Y es que para cantar "I mean, are you gonna liberate us girls / From male white corporate oppression?", Kim tuvo que construir su propia identidad: eliminó todos los clichés a los que alguna vez fue vinculada como integrante de una banda y pasó por sobre cualquier imposición que se le cruzara en su camino.

(No) Soy la chica de la banda

Casi tres décadas pasó respondiendo Kim la misma pregunta en cada entrevista a la que era convocada: "¿Qué se siente ser la chica de la banda?". Pero seamos honestos, cualquiera que haya tenido la suerte de haber estado frente a frente con ella sobre el escenario podía distinguir rápidamente que no se trataba de Kim siendo la chica de la banda, sino Kim y todos los demás chicos de la banda.

Esa celebración de su sexualidad y autoconfianza sobre la tarima escondía a la perfección es lucha contra su identidad que tuvo que llevar desde pequeña, cuando estuvo inmersa en una familia que, como la mayoría lo hacía en la época, le imponía una serie de cánones que tuvo que suprimir.

Tal como revela en su autobiografía publicada en 2015, 'Girl in a band', dinamitó completamente cualquier elemento que pudiera recordar al aspecto y la feminidad de una joven de clase media de Los Ángeles y se convirtió en una artista que además observó el mundo a su alrededor, haciendo caer todos paradigmas de épocas pasadas para denunciar el abuso hacia las mujeres y la hegemonía del hombre blanco, consignas que quedaron plasmadas en sus canciones.

En la reinvención está la respuesta

"Las mujeres son anarquistas y revolucionarias naturales, porque siempre han
sido ciudadanas de segunda clase y han tenido que abrirse su propio camino".
                                                                                             
'Girl in a band', Kim Gordon.

Cuando aún formaba parte de Sonic Youth, Gordon nunca dejó de tener otros planes paralelos: creó su propia firma de moda y formó un grupo con Julia Cafritz de Pussy Galore, pero, al parecer, todavía le quedaba mucho por hacer. Desde que Sonic Youth llegó a su fin en 2009- junto con su matrimonio con Moore- Kim nunca ha dejado de involucrarse en algún proyecto artístico: colaboró con el coreógrafo Dimitri Chamblas en performances, se ha dedicado a exponer sus pinturas en varias galerías de arte, formó un dúo experimental con el guitarrista Bill Nace, Body/Head y a sus 62 años publicó sus propias memorias.

Pero tuvo que llegar el 2019 para que Kim Gordon consagrara su carrera musical con un disco solista. Titulado 'No Home Record', un disco que según la propia artista se acerca a sus “inquietudes artísticas y conecta con ellas de una forma natural”, vemos cómo nuevamente Gordon ocupa el lugar de la vanguardia para aferrarse al ruido y abordar temas tan trascendentes como el no-lugar.

¿Quién diría que a los 66 años una artista podría seguir reinventándose y lograr hacerlo bien? Bueno, ese ícono de la rebeldía noventera que Kim Gordon representó, ahora sigue vivo como una multidisciplinaria artista que nunca termina de construir su fascinante identidad.

SEGUIR LEYENDO