Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 6 de marzo de 2020

ELLAS ADELANTE | Annie Clark: Abriendo el camino

La camaléonica artista, que se mueve bajo el alias de St. Vincent, es la nueva artista destacada en nuestro especial 8M.

Por María Fernanda Verdugo

Pese a haber montado su carrera en poco más de diez años, nadie debería dudar de las razones por las que Annie Clark es considerada como uno de los íconos de la música contemporánea más potentes. La artista que se mueve bajo el alias de St. Vincent y que creció tocando la guitarra con referentes como Robert Fripp y Adrian Belew, tomó su virtuosismo en las seis cuerdas y lo convirtió en creatividad e ingenio.

Los seis fascinantes discos de estudio que Clark ha lanzado no sólo le han entregado el privilegio de recibir importantes premios como los Grammys que se adjudicó en 2015 y 2019: son verdaderos documentos del proceso de desarrollo de una artista para la que cualquier tipo de imposición o canon jamás ha sido una barrera en su camino. 

Cambio de reglas

Siendo todavía una adolescente, Clark se sumó a las giras de Tuck & Patti, músicos de jazz y parientes suyos, para trabajar como 'roadie' y mánager. Y más tarde, inspirada por convertirse en música, entró a la escuela de música de Berklee en Boston. Pero aquí comenzó su camino derribando cualquier estructura demasiado rígida que le impusieran: abandonó el curso antes de tiempo y decidió dedicarse a cultivar su propia carrera, bajo sus reglas.

El crecimiento musical de St Vincent se puede apreciar cronológicamente a través de sus discos: cada nuevo trabajo va agregando nuevas facetas sonoras y en cada uno de ellos Clark va adquiriendo una nueva personalidad. Si en Marry Me optaba por el sarcasmo, en Actor pone su cuota más racional, mientras que en Strange Mercy ajusta cualquier decisión artística al sentimiento específico que quiere transmitir y su disco homónimo nos muestra su cara más íntima. 

Sosteniéndose sobre la multiplicidad de géneros que podemos encontrar en sus intensas composiciones y la variedad de texturas que logra con su guitarra, los conceptos de virtuosismo y ser mujer se combinan a la perfección. Y es que sin necesariamente buscar ser considerada como una artista femenina, St Vincent nos sumerge en sus inquietudes y ambiciones más personales.

Pese a la sutileza con la que su intimidad se cuela en sus composiciones, Annie Clark ha sido consultada en diferentes entrevistas sobre su sexualidad. "¿Te identificas como gay o heterosexual?", fue la pregunta que la artista respondió con una disruptiva frase y clara demostración de que para ellas las pautas no existen: "No pienso en esas palabras", respondió Clark y agregó tajante que “creo en la fluidez de género y la fluidez sexual. Realmente no me identifico como nada ... No tengo nada que ocultar, pero prefiero que el énfasis esté en la música".

Más tarde, recurriendo a su característico sentido del humor, St Vincent apareció en la ceremonia de los Grammy 2019 para despachar la mediática colaboración en vivo con Dua Lipa. Interpretando “Masseduction” y “One Kiss”,  la sensualidad que ambas irradieron sorprendió más de lo que debía. Nuevamente, la artista respondió confesando abiertamente que “ambas canciones son dos lados de la misma moneda. Son sobre seducción y sexo y esas cosas”.

Con la bandera en alto

Pareciera que, lamentablemente, el ciclo que viven las mujeres en la historia de la música está hasta ahora marcado por momentos en los que no se les da la visibilidad y el reconocimiento justo. Ante esto, la figura de St Vincent, en un mundo todavía dominado por los hombres, parece haber caído del cielo.

Y es que la artista no sólo lleva su propia bandera de lucha como mujer en alto: Clark recurre a la posición que ha ganado con su esfuerzo para darle un espacio a quienes no lo han tenido y difícilmente podrían tener. La nivelación del terreno para hombres y mujeres en la música ha sido parte de su trabajo también: "Estoy en una posición donde puedo contratar personas", dijo en una entrevista para Rolling Stone y agregó que "en los últimos dos años de la campaña de este álbum (‘Masseduction’), se ha centrado realmente en las mujeres. Desde los directores de espectáculos hasta el contenido y las personas que empleo en la gira, siento que soy muy afortunada de poder emplear mujeres, porque soy una mujer. Y no estoy amenazada por otras mujeres poderosas. Los animo y también disfruto estar rodeado de ellos ".

En esa misma entrevista, la artista manifestó que "necesitas un asiento en la mesa. Si no estás en la mesa, estás en el menú. Entonces, se trata de tener más mujeres en posiciones de poder para darles a las personas una oportunidad que, por razones de sexismo sistémico desafortunado en este caso, no han tenido la oportunidad". Y es que Clark se ha dedicado además a alentar a ingenieras y compositoras a ir por el lugar que les corresponde en la industria.

A estas alturas, ya está más que claro que para Clark el llevar la bandera en alto significa acciones concretas. Tanto así que en 2016, St Vincent lanzó una guitarra eléctrica pensada especialmente en mujeres. La artista colaboró con la marca y diseñó un modelo perfecto para mujeres gracias a su forma y peso.

"Para mí es realmente importante que una guitarra no sea demasiado pesada, ya que no soy una persona muy grande", explicó cuando promocionó su guitarra. "Esta es una guitarra muy ligera cuyo peso está redistribuido para que su cintura sea muy fina. Sobre un escenario siempre me he dado cuenta que la guitarra tapaba una de las mejores partes de la anatomía humana: la cintura. Suelo elevar mucho la guitarra al tocar con ella por lo que tuve que crear todos estos vestidos basándome en la idea de que no podrías ver si yo tenía cintura o no. Quería hacer algo que se viese bien y no solo para una mujer, sino para cualquier persona", señaló en esa ocasión.

Si buscan una artista que sepa combinar de la mejor manera el activismo, con el talento y la creatividad no busquen en otro lugar que no sea la carrera de St Vincent.

SEGUIR LEYENDO
Tags: St. Vincent