Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Martes 17 de abril de 2018

¿El rock está muerto? Bandas de guitarras convocaron públicos paupérrimos en Coachella

A Perfect Circle, David Byrne, St. Vincent y más convocaron solo a un puñado de personas en sus shows dentro del masivo festival en Indio, California.

Cuando el festival de Coachella reveló su cartel 2018, se tomó como una prueba más sobre la falta de relevancia del rock en la industria musical norteamericana. Los actos y bandas de guitarras eran mínimos y relegados a espacios poco halagadores dentro del evento, mientras que el hip hop y el R&B, los géneros que destronaron al rock en ventas, eran ampliamente representados con varios de sus mayores y mejores referentes.

Ahora que el primer fin de semana de Coachella está detrás (el festival se realiza en dos fines de semana seguidos con el mismo cartel), quedó claro que el público que asistió al festival en Indio, California, no estaba muy interesado en ver rock ni nada que se le pareciera. Según notó Consequence Of Sound, los representantes de la música de guitarras se caracterizaron por atraer a públicos notoriamente bajos para un evento de alta convocatoria. 

David Byrne, particularmente, tuvo frente a su fantástico e innovador show (el mismo que vimos en Lollapalooza Chile) solo a un puñado reducido de personas para apreciarlo. También fue el caso de algunos representantes del indie rock moderno que tienden a ser populares, como St. Vincent y The War On Drugs. A su vez, actos de rock pesado con más trayectoria, como A Perfect Circle y X Japan, también fallaron a la hora de despertar el interés de los presentes.

No es extraño: El festival era liderado por Eminem, The Weeknd y Beyonce, por lo que era lógico que el público mayoritario tuviese otros intereses musicales. De todos modos, el público de Coachella es realmente amplio, por lo que la ausencia de fans del rock es algo significativa. 

 

 

SEGUIR LEYENDO