Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 28 de noviembre de 2019

Después de 'El Irlandés': 5 clásicos de culto de Martin Scorsese que deberías ver

Incluso uno de los directores más famosos del planeta tiene joyas algo olvidadas por la historia.

Por Ignacio De La Maza

Martin Scorsese está de regreso con 'The Irishman', una prueba más de que el cineasta norteamericano es un artista fundamental y un hombre que piensa, respira y vive el cine como pocos otros. La película está disponible en Netflix, lo que probablemente aumentará su exposición ante el público general, pero su estreno nos puso a pensar en otros clásicos del gran director cuya popularidad no fue la esperada pero que aun así representan capítulos fundamentales en su filmografía. 

En honor a su nueva obra maestra, te recomendamos 5 que quizás no has visto:

The King Of Comedy (1983)

Antes de su reapreciación este año, en parte gracias a las múltiples referencias incluidas en 'Joker', 'The King Of Comedy' era uno de los puntos más divisivos en la carrera de Scorsese. Una comedia negra a más no poder, ácida y venenosa, que sigue a Robert De Niro como un sociopático comediante fracasado que se obsesiona con aparecer en el Late Show de su presentador favorito (Jerry Lewis, fantástico). En su época fue una derrota monumental en la taquilla, con el público viéndose alienado por la sátira inclemente de Scorsese sobre la obsesión por la fama y la industria del espectáculo. Sin embargo, hoy es merecidamente reconocida como uno de sus mayores y mejores logros.

After Hours (1985)

Tan negra como 'The King Of Comedy' y quizás aún más despiadada, 'After Hours' continúa con el concepto de Scorsese de comedia como pesadilla viviente, centrándose en las desventuras de un joven trabajador informático que debe ingeniárselas para llegar a su hogar en una noche neoyorkina en donde cada situación con la que se encuentra es más insólita (y aterradora) que la anterior. Las risas son defensivas más que nada, pero 'After Hours' es uno de los conceptos más jovialmente desquiciados del cineasta, y también una de sus obras maestras menos reconocidas.

The Age Of Innocence (1993)

Los fanáticos de Scorsese se rascaron la cabeza cuando el director siguió su golpe doble de 'GoodFellas' y 'Cape Fear' con un drama de época centrado en la alta sociedad neoyorkina a comienzos del siglo XX. Sin embargo, 'The Age Of Innocence' se revela rápidamente como un nuevo mecanismo de Marty para explorar algunos de sus temas favoritos, especialmente los códigos inquebrantables que llevan a sus personajes a su propia perdición. Daniel Day Lewis, perfecto como siempre, interpreta a un joven abogado comprometido con una mujer (Winona Ryder) pero deseando en secreto a su divorciada prima (Michelle Pfeiffer), entablando un romance prohibido por los estrictos estándares morales de una comunidad cerrada en donde todos saben todo. Brutal en sus emociones como otras lo son en su violencia, compite con cualquiera de las mejores películas del director.

Bringing Out The Dead (1999)

A 'Bringing Out The Dead' la terminaron hundiendo las comparaciones con 'Taxi Driver': Ambas son colaboraciones de Scorsese con Paul Schrader, y ambas se centran en la paranoia urbana de personajes que recorren las sucias calles nocturnas de Nueva York después de que se esconde el sol. Sin embargo, 'Bringing Out The Dead' tiene un corazón palpitante, empático y devastador, con un Nicolas Cage mejor que nunca encarnando a un deprimido paramédico que lucha por mantener su sanidad mental en medio de un trabajo que lo hace zambullirse en el lado más desesperante de la miseria humana. No es una película fácil, pero es esencial. 

Silence (2016)

Debe haber sido algo frustrante para Scorsese haber trabajado por décadas en su proyecto pasional más emblemático... Solo para que el público general lo ignorase sin mayor parafernalia. Una lástima, porque 'Silence' es otra obra maestra de uno de los mayores artistas de nuestra época. Scorsese aborda la religión como lo hacen Bob Dylan y Nick Cave: De forma antagónica, confrontacional y con algo de malicia, pero siempre en búsqueda de redención. Su relato sobre las miserias de 2 sacerdotes jesuitas que llegan al Japón del siglo XVII para encontrar a su desaparecido mentor es inclemente y duro, pero posiciona cuestionamientos profundos sobre la naturaleza de la fe. Una pena que haya sido tan subvalorada. 

SEGUIR LEYENDO