Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 20 de noviembre de 2016

Black Sabbath en Chile: El último ritual

Es el implacable paso del tiempo y el cierre de una carrera desafiante y revolucionaria.

Por Francisco Reinoso

El fin de una era. Sin trucos ni segundas lecturas. Es el implacable paso del tiempo y el cierre de una carrera desafiante y revolucionaria. Pocas sagas de discos cuentan con el espíritu evocador de los 6 primeros títulos de Black Sabbath y hay que dar gracias por eso. La construcción de una lúgubre lista de códigos que cambiaron el destino del rock para siempre y Santiago tuvo su última chance de disfrutarlo de forma directa; una demoníaca animación digital amplificada en las pantallas del Estadio Nacional, da el vamos a la misa negra definitiva y 60 mil personas dicen presente para rendir sus respetos. Suenan las campanas y el bajo grave de Geezer Butler, los héroes de Birmingham obsequian 'Black Sabbath', esa posesión infernal que encantó, en primera instancia, a una legión de fanáticos indiferentes con Bob Dylan y la "generación del amor" durante el 70. El inicio es inmemorable.

Apegados al contexto y con el importante precedente del tour que los trajo a Chile el 2013, el repertorio se centró, básicamente, en su debut, "Paranoid" y "Masters Of Reality"; el hard rock de aroma psicodélico en 'Fairies wear boots' hipnotiza a la cancha; pocos minutos después, la dinámica 'After Forever' remece con fuerza la pista del Nacional y cada momento revisitado en el concierto nos recuerda que Black Sabbath es un manual de estilo en todo sentido. Fuera de la interacción que puedan tener monstruosas composiciones como 'Into The Void' o el mundo de los excesos sentenciado en el grito cocainómano 'Snowblind', la columna de riffs de Iommi es, francamente, intratable. El groove de 'Children Of The Grave' y la respuesta del público habla por sí sola.

Efectivamente, el guión de Ozzy es bastante conocido. Por momentos, tiene problemas con los tonos pero su entusiasmo y la energía que sigue compartiendo con Tony y Geezer es suficiente para cautivar a la audiencia; no podemos dejar de mencionar a Tommy Cufletos (batería), su punch es fundamental a la hora de equilibrar el impacto de los shows en este ciclo final de Sabbath, sobretodo en pasajes como 'War Pigs' el quiebre de 'Hand Of Doom' y el vistoso solo en 'Rat Salad'.

Volviendo a 'War ´Pigs', una de las postales más significativas en la historia de la banda, Ozzy y sus partners contaron con un karaoke masivo cortesía del público chileno y ni hablar de las bengalas en 'Children Of The Grave', otra postal digna de la última fiesta proporcionada por los padres del heavy metal. El show llegaba a su punto final, 'Iron man' ya había dejado a todos en llamas y también pudimos disfrutar un guiño a "Technical Ecstasy" (1976) con la melódica 'Dirty Women'; el encore tuvo un cierre esperable pero no menos impactante: 'Paranoid' selló con clase la despedida de Black Sabbath en Chile. Todo pasó volando. Un puñetazo directo al mentón. Miles de recuerdos ahora inmortalizados en un cancionero, a grandes rasgos intratable y eternamente relevante. Fue un gran viaje.

SEGUIR LEYENDO