Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 30 de junio de 2021

Tortura, incesto y abuso: La macabra historia de Barbora Skrlova, la mujer que inspiró "La Huérfana"

historia real la huerfana

La popular película de 2009 fue inspirada por la historia ocurrida en República Checa, con una mujer llamada Barbora Skrlová como protagonista.

Hace poco más de una década, "La Huérfana" cautivó a los fanáticos del suspenso y el terror. La cinta de 2009 cuenta la historia de un matrimonio que adopta a una niña de ocho años que, luego de una serie de episodios, deja al descubierto que realmente no era una menor de edad, sino que una mujer de 33 años con trastornos mentales y una enfermedad llamada hipopituitarismo.

La producción protagonizada por Vera FarmigaPeter Sarsgaard e Isabelle Fuhrman estuvo inspirada en una historia real, ocurrida en República Checa en 2007 y cuya protagonista es una mujer llamada Barbora Skrlová.

¿Quién es Barbora Skrlová?

La mujer en cuestión nació en República Checa y, tal como el personaje de la película, sufría de hipopituitarismo, una afección en la cual no se producen cantidades normales de algunas o de todas las hormonas, como por ejemplo, la hormona del crecimiento (HC) que estimula el crecimiento tisular y óseo. Esto hacía que Skrlová se viera como una niña de 13 años.

Pese a que la información sobre sus padres y su infancia no es pública, sí se sabe que la mujer fue internada en un centro psiquiátrico cuando una adolescente, porque mostraba rasgos psicopáticos.

Skrlová usó su enfermedad a favor, haciéndose pasar casi toda su vida adulta por una niña. La mujer engañó a numerosas personas para que la adoptaran y las manipuló tal como a las hermanas Klara y Katherina Mauerová.

El caso de Klara y Katherina Mauerová

Las hermanas Mauerová, pese a que intentaban llevar una vida normal, ambas habían tenido que sufrir por sus episodios esquizofrénicos. 

Klara conoció a Skrlová cuando estudiaba pedagogía en la universidad y la “niña” le contó había escapado de un centro de menores por los malos tratos. Luego de asegurarle que no tenía dónde ir, Klara decidió llevarla a su casa en Kuřim.

Klara se había separado recientemente del padre de sus hijos de 8 y 10 años y le había pedido a su hermana Katherina que viviera con ella. Así, las hermanas fueron persuadidas por Skrlová y terminaron decidiendo "adoptar" a la "niña".

Según señaló Daily Mail, los problemas comenzaron cuando la mujer empezó a sentir celos por la atención que recibían los hijos de Klara y los inculpó de hechos que ella misma provocaba. Luego, Skrlová convenció a las mujeres de unirse a una secta religiosa a la que ella pertenecía: “El Movimiento Grial”.

Esta agrupación era liderada por “El Doctor”, quien se comunicaba con sus fieles a través de mensaje de texto y promovía en ellos el canibalismo, la promiscuidad sexual y el incesto. Y, como si fuera poco, persuadida por la mujer, Klara mandó a construir una jaula de hierro, que escondió en el sótano de la casa y donde encerró a sus hijos desnudos.

A partir de ese momento, los niños fueron víctimas de abusos y torturas. Uno de los menores relató en el juicio que su madre, su tía y Skrlová los golpeaban, les apagaban cigarros en su piel y los mantenían entre sus propios desechos.

El fin del macabro plan

La horrible realidad que vivían los niños quedó al descubierto por una coincidencia. Skrlová había comprado un monitor de video y los instaló en el sótano para saber lo que hacían los menores cuando ella no estaba. Sin embargo, sus vecinos compraron un equipo similar para su bebé y cuando intentaron usarlo captaron por error la señal de la casa de las Mauerová.

Los vecinos dieron aviso a las autoridades, quienes ingresaron al sótano y se encontraron con los dos niños desnudos en la jaula, acostados sobre su propio excremento y una niña que lloraba pidiendo ayuda.

La niña, por supuesto, no era Anika, como le había dicho a los agentes. En el hospital, uno de los niños murió; el otro sobrevivió y gracias a su testimonio se conoció la verdad sobre Skrlová, quien ya había escapado.

En el juicio, las mujeres reconocieron los hechos, pero aseguraron haber sido manipuladas por Skrlová. “Han pasado cosas terribles. No puedo entender cómo pude permitirlo”, aseguró Klara antes del juicio.

De Barbora a Adam

Luego de escapar, la mujer viajó a Noruega, engordó, se cortó el pelo y se hizo pasar por un adolescente de 14 años llamado Adam. Aunque encontró otra familia que se hiciera cargo de ella, su comportamiento en el colegio la delató.

Cuando los profesores quisieron conocer más de su historia, la mujer desapareció de nuevo. Sin embargo, la Policía Checa había enviado una orden de captura internacional y, al poco tiempo, fue detenida.

Klara fue condenada a 12 años de prisión; Katherina a 10 años y Barbora fue condenada a cinco años por ser autora intelectual de los crímenes. Sklorvá apeló en 2011 y quedó en libertad.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Terror