Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 4 de marzo de 2022

Paul Dano: de rehuir de la fama a convertirse en uno de los villanos más sanguinarios que recuerde "The Batman"

Paul Dano: de rehuir de la fama a convertirse en uno de los villanos más sanguinarios que recuerde "The Batman".

El actor estadounidense interpreta al retorcido The Riddler -o el Acertijo, en español- en la película protagonizada por Robert Pattinson y Zoë Kravitz.

"Para algunas personas, el ser una celebridad era atractivo, para mí era lo contrario. Casi era repelente", le dijo Paul Dano a The Independent en 2018, en una forma de ver su carrera profesional -que incluso cuenta con créditos en dirección- que podría considerarse particular para un actor de sus características: un neoyorquino de 37 años.

Sin embargo, queriéndolo o no, hoy el intérprete estadounidense es uno de los artistas fundamentales gracias a su papel de The Riddler -o el Acertijo, en español- en "The Batman", la película protagonizada por Robert Pattinson y Zoë Kravitz que se estrenó esta semana en los cines del mundo.

Allí, Dano reencarna al personaje en un sanguinario psicópata que en imagen y propuesta poco tiene que ver con lo hecho por Frank Gorshin y John Astin en "Batman" (1966) y por Jim Carrey en "Batman Forever" (1995).

Y su interpretación es tan desquiciante que el espectador busca desenmascararlo -pasa casi toda la película con su traje- con la misma fuerza que el propio Batman.

Paul Dano trabajó con Paul Thomas Anderson, Steve McQueen, Ang Lee o Bong Joon-ho, entre otros, y pese a que desde adolescente fue edificando una filmografía que anticipaba su presencia estelar en Hollywood -hasta tuvo una participación en "Los Soprano"- sus intenciones eran otras.

"Por alguna razón, me interesaba la idea del largo plazo", dijo a "offCAMERA with Sam Jones". "También porque creo que la fama me parecía aterradora y horrible. Que un montón de gente te haga fotos me parece horrible. Ahora lo manejo mejor, pero en ese momento todavía estás descubriendo quién eres y sientes que alguien te está pidiendo que seas algo que no eres", añadió.

Quiso alejarse de la actuación un tiempo para ir a la universidad, aseguró en The Guardian, pero su disciplina pudo más: actuó en "Nunca te dejaré" (2005) con Daniel Day-Lewis y en "The King" (2005) con Gael García Bernal y William Hurt.

Hasta allí, el bajo perfil seguía siendo la tónica. Pero su interpretación de Dwayne en "Pequeña Miss Sunshine" (2006) le entregó esa fama internacional de la que huía.

También cuenta con créditos en "Petróleo sangriento" (2007), "12 años de esclavitud" (2013) y "Okja" (2017).

Como The Riddler, es otra fascinante historia.

"Hubo algunas noches en las que probablemente no dormí tan bien como hubiera querido, simplemente porque era un poco difícil salirse de este personaje", aseguró a Entertainment Weekly. Probablemente, los asistentes al cine dirán lo mismo después de disfrutarlo -y sufrirlo-.

SEGUIR LEYENDO