Sonar FM

Descarga la app de Sonar FM

Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 3 de agosto de 2016

Entrevista con Tom Verlaine de Television: "La gente que nos dice punks ni siquiera nos escucha"

En la previa a su regreso a Chile este 11 de agosto, conversamos con el frontman de la legendaria banda neoyorkina.

Por Ignacio De La Maza

Como el frontman, guitarrista principal y fundador de Television, Tom Verlaine es un héroe de culto para algunos fanáticos de la música. Su trabajo, enmarcado originalmente en la escena neoyorkina de fines de los años 70, no fue comercialmente popular, pero sí dejó un impacto duradero en bandas como Pavement, The Strokes e Interpol. Incluso el propio David Bowie expresó alguna vez su fanatismo. Su disco debut, Marquee Moon de 1977, es considerado uno de los mejores de todos los tiempos, una obra monumental de guitarras entrelazadas y letras poéticas pero de aire callejero. Sus otros dos trabajos, Adventure (1978) y Television (1992) son atesorados por su fanaticada pese a no contar con el mismo prestigio.

Sin embargo, Verlaine no es discutido con el estatus legendario que varios de sus contemporáneos (Debbie Harry, Joey Ramone, David Byrne). Quizás porque es un tipo reservado que nunca se ha caracterizado por ser muy abierto. Quizás porque cuando sí da entrevistas, tiene fama de ser legendariamente antagónico. No tendrá la animosidad que su ídolo Lou Reed sentía por la prensa, pero su reputación pinta a Verlaine como un tipo complicado a la hora de hablar de, bueno, lo que sea. En especial, el sentido común indicaba no meterse mucho en el tema del punk (concepto que odia y que siente que no representa a la banda) o de la escena del legendario club CBGB, del cual aclaró nunca haberse sentido parte.

Sin embargo, cuando conversé con él en el marco del show que Television dará en Chile el 11 de agosto en el teatro Oriente, Verlaine no podría haber sido más educado, hasta jovial. Incluso cuando sus respuestas eran de una sola oración, su voz era amable y calurosa, como  si simplemente estuviese tratando de responder tu pregunta de la forma más directa. De cara a su segunda vez en nuestro país, conversé con él acerca del legado de Television, la forma en la que consumimos música hoy en día, lo difícil que es hacerse la vida en Nueva York e, inevitablemente, David Bowie.

Les tomó su buen tiempo, pero Television finalmente debutó en Chile en el 2013. Como para romper el hielo ¿Algo con lo que te hayas quedado de ese show? ¿Algún recuerdo?

Sí, me acuerdo que dos miembros de la banda estaban realmente enfermos (se ríe).

¿En serio? ¿Quiénes?

Jimmy (Ripp, guitarrista desde el 2007) y Billy (Ficca, baterista original), creo que comieron algo malo en Buenos Aires y se encontraban muy, pero muy enfermos. En especial Jimmy, creo que su fiebre alcanzaba los 40 grados.

¿Intoxicación por comida?

Mmm no, no creo que haya sido eso, porque terminó durándoles como 4 días.

Y terminaron tocando igual, con dos integrantes sufriendo.

Sí, eso fue asombroso.

Creo que debe ser extraño para bandas que llegan a Chile cuando ya están avanzadas en su carrera, al darse cuenta que tienen fanáticos en el fin del mundo ¿Te sorprendió eso?

La verdad es que nos intrigaba ver si alguien se iba a molestar en ir a vernos, así que nos aliviamos cuando vimos que la gente sí apareció. Noté que habían generaciones distintas entre el público. La gente definitivamente ha cambiado desde el lanzamiento de nuestro primer disco (1977). Habían personas de unos 60 años ¡Y chicos de 19! (Se ríe) Fue lindo ver personas de edades tan diversas.

Quizás eso tenga que ver con la era en la que vivimos: Plataformas como Youtube y Spotify permiten que nuevas generaciones se pongan al día con casi todos los discos en la historia de la música popular. Probablemente los jóvenes descubren a Television de esta forma.

Honestamente no me gusta Spotify. Creo que un poco de Youtube está bien, pero no me parece que Spotify ofrezca un trato justo. Creo que eventualmente vamos a ver pérdidas masivas con ese modelo de negocio. De hecho, le he estado pidiendo a mi agente que retire todas mis cosas de Spotify, pero todavía no lo hace.

O sea, en el futuro cercano, no vamos a encontrar Marquee Moon en Spotify.

Eso espero. O sea, todavía pueden encontrarlo entero en Youtube, así que no es mucho problema.

Hablando de ese disco, el próximo año se cumplen 40 años desde su lanzamiento. Marquee Moon es frecuentemente citado como uno de los mejores discos de todos los tiempos ¿Cómo vives con ese legado?

(Hace una pausa) Bueno, en verdad yo solo escucho los errores (se ríe).

¿Errores? ¿Como cuáles?

No te lo voy a decir, hombre, pero te aseguro que hay errores.

Sí, quizás sea mejor no saberlo, no quiero notarlos también.

Exacto.

Ha pasado un buen tiempo desde el último disco de Television (el homónimo editado en 1992, producto de su breve reunión en los 90 antes de su reencuentro definitivo en el 2001). Ustedes han comentado varias veces que hay algo de material trabajado ¿Pero cuándo podremos escuchar algo nuevo?

(Pausa larga) Bueno, a veces tocamos cosas nuevas en nuestros conciertos.

¿Y en disco?

Si te soy honesto, el día en que terminemos este álbum va a ser un milagro (se ríe). Aunque ya lo sabes, a veces estas cosas llegan y pasan de la nada.

Si te preguntara la posibilidad de que salga de aquí a 2 años ¿Qué responderías?

Mmm 2 años. Eso es en el verano (invierno acá) del 2018. Bueno, te diría:… ¿Eso espero? (Se ríe).

Bueno, hablemos de nuevo en el verano del 2018.

Sí, definitivamente hagamos eso mejor.

Me causa curiosidad cómo es que escuchas música hoy en día. Ya dejaste en claro que no te gustan los servicios de streaming pero ¿Sigues comprando música? ¿En qué formato?

Bueno, sigo comprando vinilos, claro. A veces, si encuentro algo en Youtube que me entusiasme, me pongo a averiguar sobre la discografía de esa banda y quizás ahí compro algún CD. La verdad es que no compro mucha música nueva, soy bastante flojo. Si hay algo realmente nuevo que me guste, generalmente lo pongo en Youtube. La música clásica trato de comprarla en CD o vinilo, porque realmente valoro cómo suena.

¿Alguna banda nueva que estés escuchando?

¡No! (Extiende la palabra con entusiasmo y luego suelta una risotada)

¿Ninguna?

O sea, sé que hay un montón de bandas increíbles allá afuera. Simplemente no las he escuchado.

O sea, mi plan de enterarme de una banda nueva y decir ‘me la recomendó Tom Verlaine de Television’ fracasó.

Yiep (se ríe).

Cambiando un poco de tema, quería preguntarte por esta lamentable tendencia del 2016, en donde hemos perdido a varios ídolos musicales. Todavía me estoy recuperando de lo de Bowie y Prince. Sé que Bowie era un fanático de tu música e incluso hizo un cover de tu canción solista Kingdom Come en el disco Scary Monsters & Super Creeps (1980) ¿Lo conociste alguna vez?

Sí, de hecho pasé tiempo con él en las grabaciones de ese mismo disco. Curiosamente, no participé en su cover de Kingdom Come, pero trabajé en esas sesiones, aporté un poco de guitarra extra en otros temas.

El tipo vivió en Nueva York durante buena parte de su vida. Algunos hablaban de que era tanto un ícono británico como uno neoyorkino.

La verdad es que yo no diría eso. Nunca lo vi caminando por la calle aquí. De hecho, creo que solo conozco a una persona que lo haya visto durante todos esos años viviendo acá, y fue en una de esas terapias físicas, una especie de Yoga o algo para mantenerse en forma. Y eso habrá sido hace unos 8 años.

¿Terapia física? Suena a lo que hacía Lou Reed (que dedicó gran parte de sus últimos años a practicar Tai Chi).

¡Sí! De hecho, creo que fue Lou Reed el que le recomendó este lugar, por lo que tengo entendido.

Tiene sentido.

Sí. Corrígeme si me equivoco, pero creo que Bowie tuvo un ataque cardiaco hace algunos años, en el escenario, y eso lo llevó a preocuparse más por su salud física. No me acuerdo cuándo fue, debió pasar hace al menos una década.

Sí, fue en el 2004. Sufrió un infarto durante un show en Alemania y debió ser operado (De hecho, sería el último concierto que Bowie daría en su vida).

Exacto, creo que después de eso tuvo otros problemas de salud, antes de los que provocaron su muerte, obvio. Entonces era un sujeto bastante reservado, de bajo perfil. No era común verlo en público.

Suena a David Bowie.

De todos modos, creo que por eso le gustaba Nueva York. Era un lugar en donde podía desaparecer.

Creo que Nueva York hace eso. Es una especie de mundo privado pero absolutamente abarrotado de gente.

Sí, solo debes tener millones de dólares (se ríe). Es ridículamente costoso comprarte un lugar por estos lados. Es una lástima.

Fue David Byrne (de los Talking Heads, contemporáneos a Television en la escena neoyorkina) quien dijo que el precio excesivo de Nueva York estaba matando a toda la cultura creativa que alguna vez tuvo la ciudad ¿Crees en eso?

(Hace otra pausa larga) Sí, quizás eso es lo que sucede (otra pausa). No lo sé, la verdad no lo sé, no sé qué decir al respecto, muchas personas comentan eso, pero no lo sé. O sea, ahora es un gran mercado. Incluso cuando ocurrió la explosión de galerías de arte en Nueva York, por allá en los años 60, había quizás 30 galerías buenas. Hoy en día hay 500, la mayoría de ellas están bien, pero todo el mundo está tratando de sacarle dinero a ese circuito.

También pasa con la escena musical. Cuando nosotros comenzamos, había solo 3 pequeños clubs en donde tocar. Hoy en día debe haber más de 100 clubes musicales en Manhattan y Brooklyn. Me imagino que una buena parte de ellos son buenos lugares, pero quizás las bandas no lo son tanto (se ríe). Creo que al final, el problema es que hay demasiado de todo.

Ya que hiciste referencia al pasado, me gustaría preguntarte de algo que sé que no te gusta. Cuando Television lanzó Marquee Moon, la prensa especializada los agrupó con la escena punk de Nueva York, aunque su sonido no tenía mucho que ver con eso ¿Por qué crees que sucedió eso?

Creo que fue culpa de los sellos discográficos. Cuando Marquee Moon llegó a las tiendas, el punk ya se había vuelto grande en Inglaterra. Los ejecutivos probablemente pensaron ‘hey, el punk nació en Nueva York’. Sé que, por ejemplo, en España nuestros discos se vendían con la etiqueta ‘Punk de Nueva York’. Creo que ni siquiera escucharon nuestro álbum, solo decidieron que éramos punks por de dónde veníamos (se ríe). Y bueno, esa clase de cosas recorre el mundo, eventualmente.

Claro, hacía sentido desde un punto de vista de marketing.

Sí, creo que solo estaban tratando de vender nuestros discos.

¿Funcionó?

Oh no, absolutamente no (se ríe).

Una lástima.

Ahora que lo pienso, creo que los promotores de nuestra última vez en Chile pusieron en los carteles que éramos un grupo punk.

No te voy a mentir: Hay una posibilidad de que la prensa acá se siga refiriendo a ustedes de esa manera.

Bueno, la gente solo repite lo que escucha. Al menos creo que nuestros promotores para el show de ahora en Santiago no están usando la palabra punk.

¿Quieres que revise?

¡No! Realmente prefiero no saber.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Television