RECOMENDADO SONAR | 5 discos subvalorados de Depeche Mode que merecen ser apreciados

13/03/2018

RECOMENDADO SONAR | 5 discos subvalorados de Depeche Mode que merecen ser apreciados

Calentando motores para el esperado show del 21 de marzo en el Estadio Nacional.

Ya queda poco para que Depeche Mode nos venga a presentar su 'Spirit Global Tour' en el Estadio Nacional. Ha sido una espera de más de 1 año para llegar a ese ansiado 21 de marzo, pero por fin estamos a la vuelta de la esquina.

Aprovechando el reencuentro con los británicos, nos pareció pertinente recordar algunas selecciones de su discografía que no siempre son discutidas con la seriedad o pasión de sus trabajos más clásicos, pero definitivamente son dignos trabajos de Dave Gahan y los suyos.

Para calentar motores hasta la presentación, destacamos 5 álbumes de Depeche Mode que creemos que merecen mayor atención. Pase por acá:

Speak & Spell (1981)

Frecuentemente desestimado como, el debut de Depeche Mode es mucho más que 'I Just Can't Get Enough', el single que le dio fama al grupo. Sí, definitivamente no es el Depeche Mode que conocemos, con Vince Clarke (Erasure) haciéndose cargo de la mayoría de la composición, pero el talento de la banda para conjurar electrónica irresistible (más cercana a Kraftwerk que todo lo que vino después) aparece desde el segundo uno, con un entusiasmo contagioso por parte de los jóvenes integrantes y paisajes sonoros rítmicos que son capaces de conquistar al mayor de los escépticos. Dénle otra vuelta.

Some Great Reward (1984)

Conocido como el disco de 'People Are People' por los fans casuales, 'Some Great Reward' es un disco fascinante de escuchar en el 2018, principalmente porque se puede empezar a apreciar con mayor claridad el giro hacia sonidos más ambiciosos de Depeche Mode. Sí, la producción sufre por ser demasiado 'ochentera', pero la voz de Dave Gahan adquiere una profundidad que marcaría el repertorio futuro de la banda, y la música encuentra ese balance entre ritmo, sensualidad y carácter siniestro que más tarde definió algunas de sus mejores composiciones. 

Black Celebration (1986)

'Black Celebration' fue el último disco que sacó Depeche Mode antes de consolidarse como una de las bandas más aclamadas del planeta, y efectivamente se escucha como el álbum de un grupo a punto de definir claramente su identidad. Más oscuro y perverso que todo lo que habían editado hasta entonces, el álbum está empapado de la electrónica más espaciosa que privilegiaba Alan Wilder, y pese a que no tuvo grandes hits, es uno de los trabajos más cohesivos y fascinantes de la banda. Merece ser considerado un clásico.

Playing The Angel (2005)

El hecho de que Depeche Mode, una banda cuyo primer disco salió en 1981, pudiese seguir sacando discos de la calidad de 'Playing The Angel' habla sobre el talento y química descomunal que hay entre Dave Gahan, Martin Gore y Andy Fletcher. 'Playing The Angel' fue el último álbum de 'Depeche Mode' que fácilmente puede ser considerado entre lo mejor del conjunto, retomando el sonido del clásico 'Violator' (1991) pero subiéndole al dramatismo y al tono lúgubre de los sintetizadores.  

Spirit (2017)

El disco que viene Depeche Mode a presentar al Nacional no es perfecto, pero es el mejor trabajo que han sacado en más de una década. Inspirados por la elección de Donald Trump, la banda suena verdaderamente furiosa en 'Spirit', combinando algunas de sus composiciones más políticas con sus momentos de mayor reflexión. Lo importante es que suenan revitalizados y más urgentes que en un buen tiempo, marcando un nuevo aire de creatividad para Depeche Mode que esperamos que siga en las próximas entregas.

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...