LOLLAPALOOZA CHILE 2018 | LCD Soundsystem: Los Aclamados

29/09/2017

LOLLAPALOOZA CHILE 2018 | LCD Soundsystem: Los Aclamados

Uno de los conjuntos más aplaudidos del nuevo milenio estará presente en el masivo festival.

Por Ignacio De La Maza

"Para ser honestos, esta podría ser la última vez" canta James Murphy en medio de 'All My Friends', una línea que compite como una de las más devastadoras en el cancionero del siglo XXI. El público que llegó al Caupolicán en esa noche de febrero del 2011, no más de 1.000 personas, emite un alarido que hace que Murphy mire a la tecladista Nancy Whang y ambos compartan una sonrisa triste. Para esa primera visita, LCD Soundsystem ya había anunciado su final. De hecho, ese implacable y emotivo concierto iba a ser el último que darían antes de su adiós final en su natal Nueva York.

Durante una década, Murphy había construído uno de los proyectos musicales más importantes del revival artístico que experimentó Nueva York en el año 2000. LCD Soundsystem comenzó como una banda ideada por un nerd musical para nerds musicales, una iniciativa que tomaba sin pudor ideas de otros grupos pero que gracias a su impecable curatería, jamás se le pudo acusar de retro. Murphy entendió como pocos que los sonidos de Joy Division, Brian Eno, David Bowie, Can, Liquid Liquid, Suicide, Kraftwerk, Iggy Pop, Lou Reed, Harry Nilsson y Talking Heads todavía tenían que decirle al mundo moderno, y que podían decirlo acompañados de los ritmos más irresistibles y el sonido más cristalino posible. 

Sin embargo, Murphy es más que una enciclopedia musical: Habiendo lanzado su primer single a los 32 años ('Losing My Edge', que predijo de forma aterradora el alza del snob musical en la era del Internet), las letras de LCD Soundsystem articulan de forma incisiva y frecuentemente dolorosa los pesares y arrepentimientos del fin de la juventud y la aceptación de la vejez. Nunca una música que sonara tan exuberante ha estado tan meticulosamente obsesionada con la obsolencia, el paso del tiempo y la pérdida de la energía juvenil que alguna vez diste por sentada. La meticulosidad musical sumada a la profundidad emocional de LCD Soundsystem los hizo probablemente la banda más aplaudida de su generación a la prensa.

Esto probó ser una maldición para Murphy, que con un nivel casi obsesivo de la historia de la música popular, pusiera fin a LCD Soundsystem en el 2011 con solo 3 discos bajo el brazo, angustiado ante la idea de que la banda alguna vez rompería su racha y sería recordada como una agrupación mirada bajo nostalgia condescendiente por haber hecho 'solo 3 discos buenos' antes de irse al carajo.

Sin embargo, en el 2015 el músico no pudo evitar resucitar al proyecto: Tenía demasiadas ideas en la cabeza como para pretender que podía dejar la música de lado, ideas que solo podría revelar al mundo bajo el alero de LCD Soundsystem. El resultado fue 'American Dream', un álbum que culmina todas las ansiedades de Murphy de haberse vuelto obsoleto, la vejez, la mortalidad y los lamentos acumulados en lo que probablemente es su disco más negro hasta la fecha. Por supuesto, lo puedes poner en una fiesta y tendrás a todo el mundo bailando al ritmo de un tema que lamenta la inevitabilidad de la muerte.

Lo que nos lleva a 'All My Friends', probablemente el testamento definitivo de Murphy, la canción clave de su obra maestra 'Sound Of Silver' del 2007 y el resumen de por qué LCD Soundsystem ha recibido tan justificado hype. Pitchfork la nombró la segunda mejor canción de la década pasada, Paste la puso en el máximo puesto y Stereogum la calificó como el mejor tema del milenio. Al final es cosa de gustos, pero 'All My Friends' es un tema fascinante, una canción que funciona como declaración de principios y como karaoke masivo, un lamento agridulce, devastador y triunfalista al mismo tiempo sobre los pesares de la vejez y sobre los temores de reconocerse como un adulto cuya vida no es necesariamente lo que se esperaba. Acompañada de un ritmo urgente, un piano hiperquinético y una intensidad que sube de forma tan sutil que en el último coro ni te das cuenta que tienes el puño arriba, 'All My Friends' es la 'Heroes' del siglo XXI, una canción trágica y épica al mismo tiempo que justifica cada aplauso que haya recibido LCD Soundsystem en su vida.

En el 2011 tocaron frente a un público reducido, pero en Lollapalooza Chile llegan con el merecido status bastante arriba del cartel, una oportunidad para los que no los vieron la primera vez puedan experimentar un espectáculo en vivo potente, catárquico y especial, y los que si los vimos nos repitamos el plato. Obvio, quizás la mejor oportunidad es para aquellos que no conocen a James Murphy y compañía. Los Minutemen cantaron alguna vez 'nuestra banda podría ser tu vida', y si hay un grupo en los últimos 20 años que se merece ese mismo slogan, ese es LCD Soundsystem. Para Murphy, cada concierto puede ser la 'última vez', por lo que esa frase al final de 'All My Friends' mantiene su poderío. 

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...