LOLLAPALOOZA CHILE 2018 | David Byrne: La leyenda

27/09/2017

LOLLAPALOOZA CHILE 2018 | David Byrne: La leyenda

El genio detrás de Talking Heads nos honrará con su presencia en el festival.

Por Ignacio De La Maza

El cartel de Lollapalooza, tanto en su versión nacional como en el extranjero, tiende a privilegiar música de los últimos 25 años por sobre todas las cosas. Eso no representa ningún problema: Las últimas 3 décadas han estado tan llenas de talento musical y grandes artistas como todas las anteriores. Sin embargo, la baja presencia de músicos ‘veteranos’ hace que el espacio reservado para éstos esté generalmente seleccionado con pinzas: Pasó con Duran Duran este año, como también con Bad Religion en el 2016 y el inolvidable Robert Plant en el 2015. Y obvio, pasará con David Byrne en el 2018.

Pese a las leyendas que lo han precedido en Lollapalooza, la aparición de David Byrne en el cartel se siente particularmente especial: La mente maestra de los difuntos Talking Heads no tocaba en Chile desde el 2004, cuando dio un show plagado de problemas de acústica en la Estación Mapocho. Tampoco ha emprendido una gira en solitario como tal desde el 2010, cuando finalizó la promoción de su disco ‘Everything That Happens Will Happen Today’, escrito junto a Brian Eno. Desde entonces, Byrne ha ocupado su tiempo en una serie de proyectos eclécticos, desde un álbum en conjunto con St. Vincent hasta una serie de conciertos en donde ‘tocaba’ un edificio como si fuese un instrumento y, más recientemente, una ópera basada en la vida de Juana De Arco.

Es esta variedad de proyectos la que hace que la apuesta por Byrne, sin duda uno de los músicos más importantes de todos los tiempos, sea tan interesante: Cuando se trata del escocés nacionalizado estadounidense, nunca sabes exactamente qué esperar. El espíritu inquieto de Byrne ha sido su arma secreta durante toda su vida, desde la subversión new wave de los primeros discos de Talking Heads, pasando por el espectáculo conceptual, musical y visual de la cinta 'Stop Making Sense' hasta la pasión por los polirritmos africanos y, de forma aún más insólita, la influencia de la ópera y música latina (Rei Momo, el debut solista de Byrne en donde le rinde tributo a la música bailable de Latinoamérica, sigue siendo el trabajo más deliciosamente extraño que haya sacado un músico de su estatura).

No sabemos qué vendrá a mostrar Byrne a Chile. Hace algunos meses habló de nuevo material solista grabado con Oneohtrix Point Never y Brian Eno, pero todavía no hay anuncio de disco. Lo cierto es que, lo que sea que presente David Byrne en Lollapalooza, será una experiencia única.

Etiquetas

1 Comentario(s)

  • Guerra

    gusto a poco para inaugurar las verdiones de 3 días

Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...