Hablamos de pop con Steven Wilson: “No hay que volver al sonido de Led Zeppelin. Eso ya se hizo un billón de veces”

05/07/2017

Hablamos de pop con Steven Wilson: “No hay que volver al sonido de Led Zeppelin. Eso ya se hizo un billón de veces”

Discutimos con el ex Porcupine Tree su nuevo disco, inspirado en el pop de su juventud, y las formas en las que los acontecimientos recientes inevitablemente cambiaron el panorama musical.

 Por Ignacio De La Maza

Siempre es un tanto insólito que, en pleno 2017, haya personas que sigan utilizando distinciones de ‘pop’ y ‘rock’ como si fuesen antónimos y no parte de un todo musical que se ha vuelto cada día más inclasificable. Es particularmente desconcertante que estos ‘talibanes del rock’ ignoren que el género que defienden como gato de espalda de las garras de lo ‘popular’ fue probablemente el movimiento de música pop más importante del siglo XX.

A Steven Wilson no le importan estas distinciones. Casi como una declaración de principios, su nuevo álbum To The Bone (a la venta el 18 de agosto)  es un giro fascinante y radical hacia sonidos más accesibles, inspirados en el ‘pop artístico’ de su juventud en los años 80, discos como So de Peter Gabriel y Hounds Of Love de la gran Kate Bush.  

La visión de la ‘música pop’ de Steven Wilson es refrescantemente amplia, básicamente abarcando cualquier estilo o movimiento musical que alcance un cierto nivel de transversalidad y conexión con el público. Eso no significa que su mirada no sea algo crítica: Wilson quiere que el pop se sienta tan fundamental como él lo sentía hace 30 años, y quiere que el rock se ponga las pilas y vuelva a buscar un lugar en la mesa de la conversación cultural contemporánea.

De cara al lanzamiento de To The Bone, conversamos al teléfono con el ex Porcupine Tree acerca de esta nueva dirección, sus fascinantes reflexiones sobre la música moderna, por qué cree que las bandas de rock no están usando la guitarra de forma interesante y, obvio, si alguna vez ha considerado comprarse un departamento en Chile.

Primero lo primero ¿Tienes claro que los fanáticos chilenos te aman, no?

¡Por supuesto que sí! Absolutamente. Los fans en Chile siempre me entregan un nivel de pasión increíble. Es maravilloso cada vez que voy.

¿Sabes que hay gente que dice que deberías comprarte un departamento en Santiago? Digo, por lo frecuentes que son tus visitas.

(Se ríe) ¿Sabes? Eso no es una mala idea, para nada. No te voy a decir que no, quizás algún día efectivamente haga eso.

Tu última visita no fue para tocar. Estuviste en Chile a comienzos de año para grabar un videoclip en el Desierto de Atacama ¿Cómo te fue con eso?

Impresionante, simplemente impresionante ¡Qué lugar! Tengo la fortuna de tener a un amigo que está bastante bien posicionado en el mundo de la astronomía, entonces yo y mi director tuvimos la oportunidad de estar un buen tiempo en el observatorio Paranal y también en el Alma. Además pudimos recorrer las instalaciones, lo pasamos increíble, y el material que grabamos es simplemente asombroso. Recién empezamos a armar el video, así que no verá la luz hasta como septiembre u octubre, pero se ve realmente increíble, que lugar más inspirador es ese.

Va a ser un single de tu nuevo disco, To The Bone. En la prensa has comentado que este álbum es un intento de capturar el espíritu del ‘pop artístico’ de los años 80: Peter Gabriel, Kate Bush, Talk Talk ¿Qué es lo que encuentras más inspirador de esa camada de músicos?

Sí. Mira, la cosa de esos discos es que funcionan en múltiples niveles: Son discos muy accesibles, álbumes que puedes disfrutar porque tienen buenas canciones, y melodías pegajosas y coros increíbles; son discos que puedes escuchar en la ducha o mientras estás en el gimnasio. Sin embargo,  al mismo tiempo, si así lo eliges, puedes enganchar con ellos en un nivel mucho más profundo, encontrar letras sobre temas complejos, encontrar un estándar de producción increíble que es cinemático y ambicioso, puedes encontrar una habilidad musical impecable. Realmente puedes disfrutar estos álbumes en todos los niveles. Puede ser un buen disco de pop y además una ambiciosa pieza de arte. Creo que esa tradición de hacer música así ha desaparecido en los últimos 25 años.

En esa época era bastante popular hacer discos de esa manera. Piensa en un disco como Purple Rain de Prince, un álbum extremadamente popular que tuvo varios hits número 1, pero que de todos modos es realmente ambicioso, muy experimental. Fue como si los experimentos de los 70 hubiesen sido combinados con una sensibilidad pop que resultó en canciones verdaderamente asombrosas. Creo que eso es lo que he estado intentando hacer con mi aproximación a To The Bone.

Es curioso que lo digas, porque los 80 parecen tener una reputación algo injusta entre algunos fanáticos de la música, como si se hubiese tratado de una década de puro plástico y neón. Creo que lo que dices es cierto: Si piensas en álbumes como Hounds Of Love de Kate Bush, ahí hay una ambición  artística fascinante, esta intencionalidad de hacer un ‘art pop’.

¡Exacto! Los 80 fueron una época realmente creativa. Hay una gran cantidad de discos increíbles, muy creativos. Bandas como The Cure y New Order y Depeche Mode, todos ellos son ochenteros. Incluso discos como Thriller, Thriller de Michael Jackson, ese disco fue masivamente popular, pero también es un álbum muy ambicioso y creativo, tiene un montón de ideas interesantes. Solo desearía que el pop moderno en el 2017 estuviese cerca de ese grado de ambición.

¿No ves a artistas populares modernos que mantengan vivo este espíritu?

Oh, creo que definitivamente hay artistas del pop actual que siguen esa línea, pero el problema es… Bueno, no es un problema… Es un problema para mí, no para el mundo. Mi problema es que nada del pop innovador de hoy viene de la tradición rockera. Todos vienen del R&B norteamericano ¡Lo que está bien! Pero no es música que me apele a mí personalmente. Obviamente hay artistas interesantes hoy en día, artistas como Kendrick Lamar, artistas como Kanye West y Beyonce. Ellos están haciendo cosas fascinantes con la música pop, pero como te decía, todo está arraigado en el R&B americano, y eso no me habla a mí. Yo vengo del rock, y no veo a nadie desde el rock tratando de innovar en un contexto pop. Eso es lo que trato de hacer con mi disco: Volver a esa ambición y experimentación. Quiero hacer el equivalente a ese espíritu innovador de Beyonce y Kendrick Lamar, pero desde la perspectiva de un músico de rock. En resumen: Sí, obviamente hay muy buena música allá afuera, pero no he escuchado mucha que venga desde el rock.

Es interesante que menciones a Kendrick Lamar. Recuerdo que Tony Visconti, el productor de David Bowie, dijo que To Pimp A Butterfly (2015) de Kendrick los había inspirado a hacer de Blackstar (2016) un álbum que tuviera esa misma ambición, pero desde la vereda rockera.

Eso es muy interesante. No lo sabía, pero hace mucho sentido. Bowie siempre fue un tipo muy consciente de lo que sucedía en la música pop de su alrededor, y sabía cómo incorporarlo a su obra. Mi aproximación es un tanto distinta, porque soy mucho más nostálgico, entonces inevitablemente vuelvo a esos álbumes ochenteros que amo.

Estaba leyendo un artículo del Washington Post en donde se hablaba de la crisis en la industria de la guitarra eléctrica, sobre cómo la gente ya no está comprando tanto el instrumento. Coincidentemente, también sé que has dicho que en To The Bone tocas más guitarra que de costumbre ¿Hay algo de ‘mantener la guitarra viva’ ahí?

Sí, creo que la guitarra ya no es tan solicitada porque no la escuchas tanto en discos populares modernos.  Como te comentaba, es música muy arraigada en el R&B, usa mucha programación por computadoras y se basa principalmente en el ritmo. La guitarra toma una especie de puesto menor en la música moderna.  Pero aquí está la cosa: Yo escucho muchas guitarras, en varios lugares, y me gusta usar la guitarra de muchas formas distintas.

El problema con las guitarras es que la gente hoy en día piensa en solo 2 sonidos, sonidos que han sido usados hasta el cansancio. El problema con eso es que esos sonidos se han usado tanto dentro de la música de guitarras que simplemente ya no suena interesante. Es muy difícil escuchar metal por estos días, porque el sonido de las guitarras del metal se ha convertido en un cliché. Ya no tiene nada interesante que decir. Cuando yo ocupo guitarras, trato de que sea de formas novedosas. Algunas de las guitarras de mi nuevo disco suenan como teclados. Es un instrumento realmente versátil, y creo que hay que entender que se puede usar de muchas maneras.

¿En quién piensas cuando buscas ejemplos de guitarristas modernos usando la guitarra de forma interesante?

¡Oh, hay varios! Pienso en bandas como Sigur Ros, bandas como Radiohead, o como Muse. Hay varias bandas de shoegaze que hacen cosas fantásticas. Hay mucha gente que todavía usa la guitarra de manera fascinante. Creo que el secreto es encontrar formas interesantes de usar las cuerdas y no volver al viejo y cansado modelo de Black Sabbath o Led Zeppelin o Metallica o Nirvana. Ese sonido ya lo escuchamos un billón de veces. No necesitamos escucharlo otra vez. Pero si volvemos a grupos como Sigur Ros y Radiohead, sus guitarras suena de forma especial. Creo que es inspirador para los músicos creativos.

Durante la última entrevista que tuvimos contigo, hablabas sobre cómo el rock ya no es influyente, al menos en términos de impactar directamente a la cultura pop, la política y la sociedad ¿Por qué crees que esto pasó?

Esa es una pregunta interesante, creo que es un tema que se va a discutir mucho. Creo que el problema es que el pop y el rock mainstream han estado ignorando lo que sucede alrededor del mundo. No es que haya algo malo con hacer música escapista, creo que siempre habrá un lugar para eso, pero si no reconoces el mundo que te rodea, no vas a ser capaz de decirle a tus fans nada que sea relevante para sus vidas, más allá de las típicas reflexiones sobre las relaciones entre chicos y chicas.

Lo que me resulta interesante tiene que ver con el atentado en Manchester, durante el show de Ariana Grande hace unas 3 o 4 semanas. Lo interesante de eso es que el mundo exterior golpeó al mundo del pop mainstream en el corazón. Me pregunto si, tras eso, artistas como Ariana Grande o Miley Cyrus o Justin Bieber serán capaces de seguir pretendiendo que estas cosas no están pasando. Estas cosas vinieron por ellos, ahora están aquí. Me pregunto si estos músicos… Les digo músicos pero no son realmente músicos (se ríe)… Me pregunto si estos cantantes serán capaces de atender estos asuntos y escribir sobre lo que ocurre en el mundo y enganchar a su público con esas temáticas. Creo que eso ha estado ausente durante mucho tiempo. La música perdió su filo.

¡Y recuerda! La música pop surgió de la necesidad de protesta, surgió de la rabia. Piensa en el folk, ese movimiento nació como música de protesta. Piensa en el rap y en el hip hop, eso nació de la ira. El punk también, obviamente. Ahí tenías a músicos contándole a su audiencia sobre los problemas del mundo. Eso es lo que creo que está faltando. Me pregunto si ahora veremos algún cambio. Al menos así espero.

Interesante ¿Crees que Ariana Grande o Drake escribirán algo así?

Es que mira, creo que existen formas de hablarle a los fans más jóvenes sobre estos temas sin la necesidad de escribir una canción que sea ‘sobre el terrorismo’, por ejemplo. Puedes buscar formas distintas de hacerlo. Puedes conectar con tu público a través de cosas importantes. Pero creo que es una responsabilidad. Incluso si eres realmente popular no puedes pretender que el terrorismo no existe. No puedes pretender que la crisis de refugiados no existe. No puedes pretender que Donald Trump no existe, o que el Brexit no existe. En fin, veremos lo que pasa.

Has mencionado que las letras de To The Bone son precisamente una respuesta al complejo clima mundial ¿Querías compensar esto que percibes como una falta de consciencia en la música moderna?

Sí, cuando empecé a trabajar en este disco, muchas cosas estaban pasando. Una de las canciones fue escrita inmediatamente después del atentado en el Bataclan de París. Otro tema fue escrito por la masacre en esa discotheque en Florida. Otra canción es sobre la crisis de los refugiados.   Creo que todas estas cosas están conectadas de alguna forma. Todas se relacionan con la forma en la que el mundo ha cambiado y la forma en la que hoy en día nos relacionamos como especie. Las redes sociales y el internet han transformado al mundo de una manera radical, casi irreconocible de lo que era hace algunos años antes.

En un período de tiempo muy breve, durante los últimos 20 o 25 años, el mundo cambió radicalmente. Hemos visto una nueva gama de amenazas contra nuestra existencia, como lo es el terrorismo fundamentalista, y también hemos visto a una nueva gama de políticos como Donald Trump, Le Penn y la derecha extrema. Estas cosas me preocupan demasiado. Creo que la música debe hacerle frente y hablar sobre estos temas, por lo que para mí era obvio que tenía que hablar sobre eso y tratar de enganchar a mi público con esos temas.

Me gusta hablar de esto: En Año Nuevo, Brian Eno escribió una carta abierta en donde reconocía estar optimista ante los problemas del mundo, porque después de Donald Trump y el Brexit, la gente se iba a dar cuenta de que habíamos tocado fondo, por lo que ahora solo quedaría volver a subir. Algo así como que, ante todas estas tragedias, es imposible no despertar.

Estoy de acuerdo con él. Creo que estamos viviendo un período de transición. Creo que se relaciona con eso que te decía de que el pop ya no va a poder ignorar estos problemas. Las cosas están empezando a cambiar. Había mucha gente que ignoraba estos asuntos o que se encontraban complacientes. Ahora que ganó Donald Trump y ganó el Brexit, el análisis es que la gente que debía votar en contra de ellos no fue a votar. Ni se molestaron. Creo que todas esas personas recibieron una gran despertada.  Se viene un período distinto en donde la gente tendrá que enfrentar estas cosas, pero solo si empezamos a estar enojados, empezamos a protestar y empezamos a rebelarnos.  Quizás vienen tiempos mejores. Soy algo desconfiado, pero también soy optimista.

 

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...