ESPECIAL SONAR | 6 razones por las que los Grammy 2018 no serán tan malos

28/11/2017

ESPECIAL SONAR | 6 razones por las que los Grammy 2018 no serán tan malos

Por primera vez en mucho tiempo, sentimos que hay cosas que rescatar de la nominación a los premios musicales.

Por Ignacio De La Maza

Los Grammys están lejos de ser los premios más respetados de la industria del entretenimiento. El galardón del circuito musical es frecuentemente criticado por descender en concursos de 'quién es más popular' e ignorar a algunos de los fenómenos artísticos más importantes de su época.

De todos modos, los Grammy 2018 han generado menos controversia que en otras ocasiones. Curiosamente, la lista de nominados en esta ocasión parece ser más convincente que en épocas anteriores, haciendo que varios melómanos se sientan interesados por primera vez en mucho tiempo en la ceremonia. He aquí 6 razones por las que nosotros mismos encontramos que esto podría ser mejor de lo que esperábamos:

Las categorías de rock y metal no son un completo desastre

Hecho: Los Grammy no saben qué hacer con el rock. Realmente no lo saben. Es por eso que Jethro Tull le ganó a Metallica en 'Mejor Interpretación de rock/metal' en 1989. Por eso 'Celebration Day', un disco en vivo de un show de Led Zeppelin en el 2007, venció a David Bowie y Black Sabbath en 'Mejor Disco de Rock' en el 2014. Por eso Panic! At The Disco estaba nominado el año pasado.

¿Pero ahora? QOTSA, Mastodon, Metallica y Nothing More midiéndose codo a codo no suena nada de mal. Argumentaríamos que el disco de The War On Drugs debió haber ido en 'música alternativa', pero sigue siendo uno de nuestros favoritos del año.

Mismo asunto con 'Mejor Interpretación de Metal': Cualquier categoría que incluya a Mastodon, Code Orange y Meshuggah está haciendo algo bien. 

'Mejor Disco de Música Alternativa' incluye a varios de los mejores álbumes del año

Si le han pegado una pequeña repasada a nuestra creciente lista de discos favoritos de lo que va del año (no la cerraremos hasta el último día), ya saben que los álbumes de LCD Soundsystem, The National y Father John Misty reciben cariño por estos lados. Si bien ni Gorillaz ni Arcade Fire compiten con sus mejores esfuerzos, ambos fueron trabajos sólidos de todos modos. No nos molestaría que ganara ninguno de los nominados.

Leonard Cohen y Chris Cornell fueron reconocidos

Puede que la inclusión del veterano canadiense y del fallecido hombre de Soundgarden sea vista por algunos como un homenaje póstumo obligatorio, pero en el caso de Leonard Cohen, 'You Want It Darker' fue uno de sus mejores discos, y en los Grammy aparece reconocido en 'Mejor Interpretación de Rock' por el tema titular. Por su parte, Chris Cornell no fue reconocido lo suficiente por los Grammy en vida, y 'The Promise', nominada a la misma categoría, es un tema más que digno de ser premiado. 

Hay una categoría en donde Bruce Springsteen compite con Bernie Sanders

En serio, en 'Mejor Álbum de Palabra Hablada'. The Boss fue nominado por la versión de audio de su autobiografía 'Born To Run', mientras que el ex candidato presidencial de los Estados Unidos se encuentra en la misma categoría por 'Our Revolution: A Future to Believe In'. Ese sí que es duelo de titanes.

Y otra en donde Bob Dylan se mide con el creador de Family Guy

Lo más divertido de los Grammy es empezar a indagar en las categorías no televisadas y maravillarse con las sorpresas que uno se encuentra ahí. Por ejemplo, en 'Mejor Álbum de Pop Vocal Tradicional', el legendario Bob Dylan mide su disco triple 'Triplicate' contra Seth MacFarlane, el creador de 'Family Guy', quien grabó un álbum en modo crooner llamado 'In Full Swing'.

La categoría 'Mejor Álbum del Año' está ausente de rock, pero con múltiples candidatos que representan lo mejor del último año

El fanático del rock ya debe tener más o menos asumido que no verá sus discos favoritos en la categoría más grande de los Grammy, pero al menos en el espectro musical amplio, los candidatos a 'Mejor Disco del Año' en esta ocasión son realmente fuertes: Lorde, Kendrick Lamar y Jay-Z son efectivamente responsables de algunos de los trabajos más sólidos de esta temporada, mientras que Childish Gambino y Bruno Mars son dos álbumes realmente buenos del 2016. Otra vez: No nos molestaría que ganara ninguno de estos.

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...