Especial - 15 canciones para recordar a Lou Reed (que no son Perfect Day)

02/03/2017

Especial - 15 canciones para recordar a Lou Reed (que no son Perfect Day)

Tributamos al neoyorkino en lo que sería su cumpleaños 75.

Por Ignacio De La Maza

“Solo 1000 personas compraron el debut de los Velvet Underground, pero esas 1000 personas terminaron fundando bandas importantes”, dijo alguna vez Brian Eno. La frase captura de manera idónea la historia de Lou Reed: Nunca estuvo cercano a ser una megaestrella, pero es difícil encontrar a un músico que no lo reconozca como influencia.

Si Lou Reed tenía fama de cretino, era porque se tomaba las cosas en serio. La música no era una forma de conseguir drogas o mujeres de manera fácil (aunque de seguro ayudó), ni un pasatiempo, ni un intento de alcanzar la fama: Para Lou, la música era la vida, y al igual que la vida, su carrera estuvo marcada por los altibajos.

No todos sus discos solistas son buenos, ni todas sus canciones obras maestras, pero Lou Reed siempre se mantuvo fiel a su inspiración, no importa que tan contraria a las tendencias o al sentido común fuera. En resumen: Lou Reed era valiente, y la música en general es más valiente gracias a él.

En lo que sería su cumpleaños número 75, lo recordamos con 14 canciones de sus distintas etapas (Velvet Underground, solista, colaboraciones) que nos parece que rescatan este espíritu aventurero que nunca lo abandonó (cada una va con el disco, por si se inspiran a escucharlos enteros):

Venus In Furs – The Velvet Underground & Nico (Velvet Underground)

Una de los primeros temas de The Velvet Underground y una pieza fundamental en el desarrollo del rock experimental en los 60.

Sister Ray – White Light/White Heat (Velvet Underground)

La obra maestro de Lou durante su época con los VU: 17 minutos y medio de distorsión, violencia y perversión sexual. Cuenta la leyenda de que el ingeniero en sonido abandonó el estudio mientras se grababa para no tener que escuchar ningún segundo más.

Pale Blue Eyes – The Velvet Underground (Velvet Underground)

Pese a que los Velvet Underground tenían la fama de ser una banda antagónica e impenetrable, Lou Reed siempre fue un compositor pop en su fondo. Esta es una de sus baladas más logradas.

Rock N’ Roll – Loaded (Velvet Underground) 

‘Su vida fue salvada por el rock and roll’ debe ser uno de los gritos de batalla más conmovedores de todo el género.

Walk On The Wild Side – Transformer 

Perfect Day solo se hizo masiva tras aparecer en el soundtrack de Trainspotting; fue Walk On The Wild Side y su retrato tragicómico del lado marginal de Nueva York la que demostró que Lou Reed tenía vida post-Velvet Underground.

Caroline Says  II – Berlin

Una de las baladas más desgarradoras que se hayan escrito, el lamento de una adicta a la heroína desesperada por escapar de una vida de la cual no hay salida. Uno de los momentos más desgarradores de la carrera de Lou.

Coney Island Baby – Coney Island Baby

Pese a ser un tipo con fama de frío y malas pulgas, Lou Reed era capaz de despachar canciones hermosas cuando se lo proponía. Coney Island Baby es una canción simple con una de las melodías más bellas que hayan salido de su cabeza.

Street Hassle – Street Hassle

Lou Reed era el poeta callejero por excelencia de NYC, y muchas de sus canciones parecían capturar una verdad escondida de la vida en la Gran Manzana y sus alrededores. Street Hassle hace exactamente eso pero de manera épica: 3 secciones en un total de 10 minutos que abordan desde la prostitución y el tráfico de droga hasta la naturaleza de la vida y la muerte.

The Blue Mask – The Blue Mask

Durante buena parte de su carrera solista, Lou Reed dejó de lado su lado más ruidoso (salvo excepciones), pero The Blue Mask captura esa agresividad visceral de sus primeros trabajos junto a The Velvet Underground, y el resultado es aplastante.

Legendary Hearts - Legendary Hearts

Nunca olvidemos que Lou Reed tuvo uno de los oídos melódicos más desarrollados de la música popular. No siempre lo usaba, pero cuando lo hacía le salían canciones que te llegaban directo al corazón. Legendary Hearts no es su tema más conocido, pero quizás resume de mejor forma el instinto pop de Reed.

The Original Wrapper – Mistrial

Un breve recuerdo de que hasta los más grandes se equivocan. Lou Reed tenía muchos talentos, pero rapear no era uno de ellos.

Romeo Had Juliette – New York

La pareja trágica por excelencia es reimaginada como dos inmigrantes latinos en medio de las esperanzas y la decadencia de la ciudad de Nueva York. Una de sus canciones de amor por excelencia.

Magic and Loss (The Summation) – Magic And Loss

Los 90s no fueron una década muy generosa para Reed, pero Magic And Loss es un punto alto. Inspirado por la muerte de varios amigos, Lou Reed escribió su colección de canciones más contemplativa, y el tema titular es particularmente memorable.

Some Kind Of Nature – Plastic Beach (de Gorillaz)

Durante sus últimos años de vida, Reed se convirtió en un inesperado colaborador de artistas contemporáneos. Probablemente nadie habría imaginado que su voz rasposa encajaría en una canción de Gorillaz, pero Some Kind Of Nature es encantadora.

Junior Dad – Lulu (con Metallica)

Sí, Lulu fue un experimento divisivo y es un poco triste pensar que fue el último disco oficial que Lou sacó en vida. Sin embargo, entre tanto tema discordante, hay un solo momento en el que las visiones de Reed y Metallica se unen de forma perfecta, y esa es Junior Dad, una balada conmovedora e hipnótica que no suena a nada más en el catálogo de ambos involucrados.

BONUS: Metal Machine Music

Quizás la mayor prueba del genio de Reed es que una vez hizo un disco que consistía netamente en esto y logró que lo pusieran en las tiendas.

Etiquetas

Cargando...