Del recuerdo: Las bandas que no vinieron a Chile por la detención de Pinochet en Londres

16/10/2017

Del recuerdo: Las bandas que no vinieron a Chile por la detención de Pinochet en Londres

A 19 años de la detención internacional del dictador, rememoramos cómo afectó la polémica al mundo de la música.

El 16 de octubre de 1998, el pueblo chileno se despertó con una de las noticias más polémicas que se recuerden de la década de los 90: Augusto Pinochet, por entonces todavía ocupando el cargo de 'senador vitalicio', había sido detenido en Londres por una orden de la justicia española, que buscaba procesarlo por los numerosos crímenes y violaciones a los Derechos Humanos cometidos bajo órdenes del Estado durante la Dictadura militar (específicamente, por el asesinato de ciudadanos españoles).

Las reacciones políticas no se hicieron esperar: El entonces presidente Eduardo Frei exigió que Pinochet fuese extraditado a Chile y acusó una vulneración de la inmunidad diplomática. La UDI emitió un comunicado exigiendo su liberación inmediata. El PS y el PC se mostraron conformes, enfatizando que el dictador debía responder por sus crímenes. Algunos organizaron manifestaciones en su apoyo y otros aplaudieron a la canciller británica por la iniciativa de su gobierno. La cancillería chilena aclaró que, pese a la presión de varios sectores, el tema era complejo y no se iba a solucionar de la noche a la mañana (y no se solucionó así: Pinochet fue finalmente liberado en marzo del 2000 por razones médicas).

Sin embargo, una de las consecuencias menos comentadas a la hora de discutir esta situación histórica fue la forma en la que afectó el circuito de recitales en nuestro país. Durante todo este proceso (que, recordemos, duró 1 año y medio), la Cancillería británica recomendó a los artistas de su país no acercarse a Chile, por miedo a posibles funas o represalias de los partidarios de Pinochet. Una recomendación un tanto exagerada, pero eran otros tiempos.

Esto implicó que numerosos conciertos de grandes bandas que ya se encontraban pactados terminaran cancelándose con poca antelación. Iron Maiden, que ya contaba con otro turbulento intento de pasar por Chile finalmente truncado por la Iglesia en 1992, se bajó de la edición 1998 de Monsters Of Rock a solo 5 días de su realización, siendo reemplazados por Anthrax. 

Por su parte, los chicos de Jamiroquai, que volvían a Chile a solo dos años de su debut (el 97 en el Teatro Monumental), también debieron suspender su presentación, privando a la gente de ver al conjunto británico en el absoluto peak de su popularidad.

Sin embargo, probablemente la cancelación más decepcionante haya sido la de Blur. El grupo liderado por Damon Albarn había pactado su debut en estas tierras para el 25 de noviembre de 1999. El cuarteto venía promocionando 13, el disco que incluía éxitos como Tender y Coffee & TV, que los tenía posicionados como una de las bandas definitivas de su generación. Sin embargo, tanto Blur como sus representantes decidieron cancelar la visita (pero seguir con el resto de la gira sudamericana) ante el temor por posibles manifestaciones en su contra. La deuda fue saldada en el 2013 y el 2015, pero por mucho tiempo pareció que nos habíamos perdido la única oportunidad de ver a Blur en Chile.

Recuerdos amargos de una época en donde nuestro país todavía se reconfiguraba a sí mismo tras el fin de la dictadura.

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...